barra head

Todas las razones divorcio de Katy Perry y Russell Brand

NO HA APOYADO A KATY EN SU CARRERA
 



 

El divorcio de Katy Perry y Russell Brand ha dado un toque amargo al final de 2011. Algo casi cantado, teniendo en cuenta lo diferentes que son y lo pasionales que eran en pareja, dándolo todo y desgastándose. Hoy te contamos los detalles que hicieron que la pareja se fuera a pique.

Según US Weekly, lo peor de todo fueron los malos hábitos de Russell Brand, que nunca llegaron a cambiar un ápice. Su adicción al sexo, de la que aún se recupera, causó problemas en la pareja, ya que Katy nunca le satisfacía (fíjate, con ese aspecto tan sexual que tiene y luego será más mojigata que otra cosa en la cama). A Russell tampoco le gustaba que Perry siempre estuviera de gira y, si no, de fiesta. No en vano, era él quién quería asentarse y empezar una familia, pero Katy consideraba que aún le quedaba tiempo de carrera (ahí llegarían esas famosas declaraciones de dejar la música por un año para tener hijos, para tener contento a Russell Brand). Pero lo peor era el poco apoyo que Brand aportaba a su entonces esposa, burlándose de sus dotes cómicas cuando presentó SNL o ignorándola cuando la fue a ver en concierto.

Sabiendo todo eso, casi nos alegramos de que se hayan separado y de que Katy encuentre a otro maromo sin tantos problemas y, sobre todo, que la trate bien. Que ya que no volverá a tener hits, que le vuelva el amor.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

2 votos

Noticias relacionadas