barra head

Madonna le compra 10 años más al diablo



Hace dos días veíamos a Madonna llegar al aeropuerto de Los Ángeles con su hija y con un caja redonda grandísima donde ahora sabemos que iba el abrigazo de piel que lleva en las fotos. Como cada año, la muchacha ha ido a hacerse la ronda a Hollywood con dos intenciones: pasárselo bien y preparar su salto definitivo al cine.



Lo de Madonna ha sido un trabajo de pico y pala, año tras año. Se he ido haciendo amiguita de todo Hollywood con sus fiestas divertidas que aparentemente ella ofrecía sin esperar nada a cambio. Con su primera película (como tal) en proceso de llegar a estrenarse la mujer quiere asegurarse de que por lo menos va a tener una oportunidad para que los académicos la vean y, si le cae alguna nominación, pues ella encantada. Ya sabéis que lo que siempre ha perseguido Madonna no son Grammys ni discos de platino. Ella quiere el puto Oscar. Y punto.



Como compañía se llevó a su hija, a la que suponemos que mando a casita a una hora prudente para poder desfasarse ella un poquito. Aquí tienes las fotos de su irrupción en la fiesta Vanity Fair.





Las braguitas y poco más.

 

Categorías:

¿Y tú que opinas?

Nombre:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

2 votos

Noticias relacionadas