barra head

Echan a un político de un restaurante por sus ideales homófobos

LA POLÉMICA ESTÁ SERVIDA
 



 

Stacey Campfield es un senador republicano que la semana pasada decidió acercarse a un restaurante, 'The Bistro at the Bijou' a cenar tranquilamente. Lo que se encontró fue sorprendente: la dueña decidió usar el derecho de admisión y no dejarle entrar.

Hasta aquí puede parecer algo muy extraño, pero si conocemos la historia de Campfield, lo entendemos mucho mejor: el senador, de 43 años, es homófobo declarado, con comentarios tan contundentes como "si eres heterosexual, es casi imposible que contraigas el SIDA" o la creación de una ley en la que se censura hablar de la homosexualidad en las escuelas de la zona. De hecho, el nombre de esa ley lo dice todo: 'Don't say gay'.

La dueña del restaurante ha comentado que quería hacerle sentir tal y como se sienten todos los homosexuales gracias a gente como él, pero lo que nos preguntamos es si ésta es la forma de hacer las cosas. Con esto solo se da más alas a los homófobos a aislar a los homosexuales y estigmatizarlos más si cabe. Eso sí, lo bien a gusto que se quedaría la dueña del restaurante es algo que nadie le va a quitar.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

Noticias relacionadas