barra head

Sam Lufti trabaja ahora para Courtney Love y la tiene tan sometida como a Britney Spears

NENA, VAYA OJO CON LOS MÁNAGERS...
 



 

Toda persona que haya estado un poco al tanto de los dramas de Britney Spears entre 2007 y 2008 sabe que el gran culpable de todo fue Sam Lufti, un hombre que, discretamente, se coló en la vida y Britney y la convirtió en una prisionera, drogada todo el día y controlando todas sus finanzas (cerca estuvo de la bancarrota).

Ahora nos enteramos que el hombre, que sigue tan feliz ya que tonto no es y se ha cubierto bien las espaldas, es el manager de Courtney Love y, adivina, le está haciendo lo mismo. Según cuenta una fuente a RadarOnline, "todo lo relacionado con negocios ha de pasar sí o sí por Sam, y ella es totalmente dependiente de él en todo lo que haga o deje de hacer, muy en la línea de lo que pasó con Britney". También comentan que Sam sabe cómo meterse en la vida de la famosa en cuestión, atacar sus puntos vulnerables y así hacerse con el control de la situación.

Parece que Courtney ha asegurado en Twitter que Sam es solo su amigo. Pero aunque sea así, cariño, con el carrerón que tiene el chaval, yo no me iría de copas con él, que a saber qué te puede meter en la copa.

Categorías:

¿Y tú que opinas?

Nombre:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

16 votos

Noticias relacionadas