barra head

Donna De Lory, ex corista de Madonna, arremete contra ella

LA ACUSA DE TODO

 

 

Donna De Lory, ex corista de Madonna, arremete sin piedad contra ella.

¿Recuerdas a Donna De Lory? Si eres fan de Madonna, seguro que sí. Ella fue su corista, junto a Niki Haris, durante décadas, con el 'Blond Ambition Tour' como uno de los momentos cumbres de su carrera. Incluso en 2004, cuando Madonna echó a Haris, De Lory siguió en el 'Reinvention Tour' (y ahí es cuando recordamos que Siedah Garrett, la nueva, contó los dramas vividos ese año).

Pues bien, además de toda esa actitud de diva contagiada de Madonna, Donna De Lory ha dado una nueva entrevista en la que ha despedazado a Madonna en todo un poco. Veamos los Greatest Hits de la entrevista:

 

La Kabbalah: "De pronto, era obligatorio para todos. Pensaba que no me haría daño, pero no era mi creencia per se. Aún y así, la profesora me ataba el cordón rojo a la muñeca (que nunca debía caer) y lo vi deshacerse no una, sino dos veces." Ahí le damos la razón a Donna: Madonna es de lo más pesado con la Kabbalah de las narices.

El MDNA Tour: "¿Cómo puedes abogar por la paz y usar armas en tu show?". La Reina del Pop ha explicado y justificado por activa y por pasiva el uso de armas en su show. Hija, si no te quieres enterar, no hables.

Sobre el famoseo: "Iba a fiestas a las que cualquier estrella iba. Pero no eran mis amigos ni estaba cómoda. Cuando empecé mi carrera me dijeron que pesaba demasiado y que no lucía bien en los vídeos. Quiero que mi voz sea el vehículo que cure los corazones de otros". Vamos, que salir de gira con Madonna vuelve loca a cualquiera. No la culpamos.

'Truth Or Dare': "Estaba a punto de romper con mi novio francés y empecé a tontear con Robert Downey Jr. Entonces, en pleno documental, Madonna me preguntó si se la había pegado a mi novio, y me incomodó muchísimo, pensando que quizá mi novio francés lo vería. Al final nada de eso apareció en el film". Pobrecita, en aquella época aún no sabíais lo que era un verdadero reality.

 

Donna está en un punto espiritual, místico e incluso paranoide pero, como bien decimos, dos décadas de la mano de Madonna pueden acabar con cualquier cerebro. Te perdonamos, Donna, pero la próxima vez critica a Madonna con un poco más de gracia. Critica que no promocione sus discos, que no se esfuerce más que en los directos, pero no critiques por el uso de armas a estas alturas.

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

16 votos

Noticias relacionadas