Canci贸n por canci贸n: 'The 20/20 Experience (2 of 2)' de Justin Timberlake

SEGUNDA PARTE

 

 

Canción por canción: 'The 20/20 Experience (2 of 2)' de Justin Timberlake.

JT vuelve con la anunciada segunda parte de su comeback 'The 20/20 Experience (2 of 2)'. El esperadísimo regreso del ex NSYNC se completa con 12 nuevos temas, que suman más de 20 y que completan el pack. Tras su primera parte en marzo, veamos qué tal ha salido esta segunda venida:

 

Gimme What I Don’t Know (I Want)

Una ojeada a los créditos de esta segunda parte te recuerda que el binomio Tiumbaland/Timberlake está muy lejos de separarse. Un tema 100% 'FutureSex/LoveSounds' que es todo un statement: todos aquellos que se rebelaron por el nuevo sonido de Justin en marzo, quedarán satisfechos con esta secuela. Buen ritmo, buena producción, y más que idónea introducción al disco.

 

True Blood

Casi 10 minutos de genialidad Timbalera. Sin alejarse de esa elegancia clásica que nos quiere vender Justin desde su segundo álbum nos ofrece un ritmo sensual, sexual y casi exótico, unos beats que nos valen las paces con Timbaland y sólo pedimos un edit decente porque 9 minutos con 32 segundos es demasiado, digan lo que digan, que Justin no es Beethoven.

 

Cabaret (feat. Drake)

Una de las dos colaboraciones que se cuentan en este álbum junto al irregular Drake, que aquí convence por la producción. Un sonido 1999 que podrían haber cantado Destiny's Child o Aaliyah y, por supuesto, no es más que un cumplido. A Timbaland le ha valido mucho rebajar sus colaboraciones. No la sacaríamos como single, pero es un temazo.

 

 

TKO

El segundo single no es, ni de lejos, comparable a 'Mirrors', pero desde luego mejora a su predecesor e incluso peca en evidencia. Una cosa es que el público exija un sonido más clásico Justin, y otra cosa es lanzar 'TKO' que parece reunir todos los tópicos Timberlake sin ofrecer nada nuevo, lo que le convierte en un precioso descarte de 'FutureSex/LoveSounds'. Muchos pensarán: "si saca algo innovador, le critican, si saca algo clásico, le critican", pero hay un punto medio y como muestra, los primeros tres temas del disco. Muy mejorable.

 

Take Back the Night

De la noche a la mañana Justin nos sorprendió con un tema con influencia disco, muy Michael Jackson, poniendo de moda el lyric video más elaborado que muchos videos oficiales de otros, pero sin ser, ni de lejos, el hit que fue 'Mirrors' o hasta 'Suit & Tie'.

 

Murder (feat. Jay-Z)

La última colaboración, cómo no, tenía que ser la de Jay Z, que es como Nicki Minaj pero con talento. De nuevo, un throwback que nos lleva directos al hip hop de finales de los 90, con un toque 'It's A Hard Knock Life' y los siempre agradables vocals de Justin.

 

 

Drink You Away

Timbaland nos demuestra su versatilidad en un tema totalmente diferente al resto. Guitarras, un ritmo muy pausado, un organillo de bar de carretera y un sentimiento muy puramente americano. No es el mejor tema del disco, pero se deja escuchar y se diferencia del resto, algo importante teniendo en cuenta que los créditos del álbum son idénticos entre los tracks.

 

You Got It On

Un poquito de R&B romanticón, de ese de "soy Justin Timberlake hablándote a ti, que eres la más guapa de la fiesta" que nunca falla y que mojará un número indeterminado de bragas en el mundo. A medio camino entre Justin Bieber y Barry White.

 

Amnesia

Tranquilos: no es un cover del bonus track de 'Circus' de Britney Spears. Con una intro que encaja perfectamente con el anterior tema, nos encontramos ante uno de los mejores temas del disco, escondido casi al final. La secuela moral de 'Mirrors' y, por ende, de 'What Goes Around Comes Around' y 'Cry Me A River'. Eso sí, el último minuto y medio podría haber sido una canción por sí sola.

 

 

Only When I Walk Away

Otro tema único en su especie: un grito a la incomprensión respecto aquellas mujeres que no le quieren cuando les hace caso y que solo le quieren cuando se marcha. Hay que decir que mejora mucho a partir de la mitad, cuando empieza su segunda parte (algo ya más que habitual en los discos de Timberlake). Interesante antesala del final del disco.

 

Not a Bad Thing

Si 'Amnesia' es la secuela de 'Mirrors', 'Not A Bad Thing' es la secuela de su época en NSYNC. Una balada en plan Timbaland, con guitarras acústicas, una voz de lo más pura, unas estrofas y estribillo pegadizo... Lo tiene todo para ser un buen single y, quién sabe, si los charts no acompañan, puede ser la carta que se saquen de la manga. 

 

Pair of Wings (Bonus track)

Cuando termina el disco, 30 segundos de silencio nos separan del bonus track del que ya te hemos hablado. Una balada puramente acústica, con el simple acompañamiento de una guitarra y la voz de Justin, aún más melosa, que la notas más cerca del micro que nunca. Nada que no hayamos escuchado ya, pero una verdadera joya escuchar a Justin sin artificios ni producciones exageradas o pretenciosas. ¿Para cuándo un disco 100% acústico?

 

 

Justin Timberlake ha cumplido con un disco que es mucho más agradable al oído que su primera parte. Conseguirá, así, contentar a los defensores del (1 of 2) y a los defensores de su sonido más clásico, ya que lo aúna todo de forma más lógica y sensata.

Eso sí, quizá esa homogeneidad y exclusividad con Timbaland termine pasándole factura. ¿Cuál será el siguiente paso de Justin? Salir de gira y disfrutar de los beneficios de su '20/20 Experience'. En el siguiente disco mejor ni pensar aún.

 

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

7 votos

Noticias relacionadas
load