barra head

Deportistas gay en el Pride Cup

UNA COPA DE FĂšTBOL AUSTRALIANO PARA AYUDAR A LA INTEGRACIĂ“N EN EL DEPORTE

deportistas gay

Pride Cup: una Copa de fútbol australiano para ayudar a la integración en el deporte.

El próximo domingo, en un pequeño pueblo de Australia llamado Yarra Glen, se celebrará la segunda edición de la Pride Cup, una “Copa del orgullo” con la que se pretende apoyar la diversidad y la integración en el deporte de las comunidades de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intergénero (LGBTI). Su precursor fue Jason Ball, el primer futbolista australiano que dijo abiertamente que era gay.

El objetivo de Ball con esta Pride Cup, es que los equipos de fútbol australiano (una variante del rugby muy popular en la Antípodas) se inspiren y lleguen a ser más integradores, ya que muchos deportistas se pasan toda su carrera escondiendo su condición sexual. El éxito de la Pride Cup del año pasado se ha reforzado en esta edición con el apoyo de muchas personalidades y organizaciones del país, incluida la AFL (Australian Footbal League).

partido gay

Jason Ball es uno más de esos deportistas pioneros en dar la cara sobre su condición sexual, rompiendo todo tabú existente en el ambiente deportivo. Junto a él, otros han dado la cara en todo tipo de deportes, desde el tenis, el fútbol, la natación o incluso el poker En el deporte de la raqueta Martina Navratilova reveló su condición sexual allá por 1981, justo después de que le dieran la nacionalidad estadounidense por miedo a que hacerlo antes perjudicara a su solicitud; el año pasado Martina se casó con Julia Lemigova después de pedirle matrimonio delante de las cámaras en un descanso de la semifinal masculina del US Open.

También el año pasado el australiano Ian Thorpe, con cinco medallas olímpicas, hizo su mejor marca hablando abiertamente de su homosexualidad después de años negándola. Sin ir más lejos, en una autobiografía publicada en el 2012 llamada “Este soy yo”, escribió “Yo no soy gay...me siento atraído por las mujeres...” lo que refleja lo difícil que fue para el Thorpe poder dar este paso.

ian thorpe gay

Aunque el mundo del poker parezca un lugar exclusivo para hombres heterosexuales, las reglas del juego están cambiando y Jason Somerville ha contribuido a ello declarando públicamente que era gay. Este joven de 27 años, integrante del Equipo de Profesionales de Poker Stars y, con 6 millones de euros acumulados en premios, fue el primer hombre en atreverse a tirar una piedra a la vieja escuela del poker, anteriormente solo lo había hecho una mujer, Vanessa Selbst.

poker gay

Sin embargo, es más complicado que jugadores de deportes masculinos de equipo, se atrevan a declarar su condición sexual, sobre todo si hablamos de fútbol. Junto a Jason Ball encontramos a Robbie Rogers, un jugador de fútbol (soccer) estadounidense que se convirtió en el primer futbolista de MLS, la liga de balompié americana, en reconocer su homosexualidad. Su paso fue muy reconocido y apreciado, hasta Obama defendió al futbolista y agradeció que fuera ejemplo para otros jóvenes deportistas.

El también estadounidense Michael Sam fue el primer y único jugador de la NFL, la liga nacional de fútbol americano, en reconocer su homosexualidad. Su equipo lo despidió al poco tiempo. Sin embargo, contento por el paso dado, el pasado enero lo celebró pidiéndole matrimonio a su novio en El Vaticano.

Estos son algunos de los deportistas que decidieron romper moldes y declarar abiertamente su homosexualidad y así, ayudar a que todo fuera más fácil para los que vinieran detrás. La Pride Cup, es otro intento más de ayudar a la integración de la diversidad a través del deporte.

En España mucho tenemos que aprender en este sentido, ya que a pesar de que se habla abiertamente de la homosexualidad en ámbitos como la política o la comunicación, en el deporte, sin embargo, reina el silencio.

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

1 votos

Noticias relacionadas