barra head

Los diferentes tipos y estereotipos de gays

TIPOS DE GAYS

¿Se pueden CLASIFICAR los GAYS? Analizamos los tipos y estereotipos de gays.

Siempre nos quejamos de los estereotipos dentro del mundo gay. No son tan distintos a los estereotipos de otros colectivos o grupos sociales, pero está claro que hay que luchar para erradicarlos. Por eso, vamos a hacer una pequeña lista de estereotipos que hemos de hundir, que estamos cansados de oir y por los que generaciones anteriores llevan décadas luchando.

¿Quién es el hombre y quién la mujer?

Ya, suena a frase de cuñado de los 80, pero son muchos los jóvenes que, entre bromas, lo preguntan en serio. No hay hombre y mujer, hay hombre y hombre, y puede ser más masculino, más femenino, o como le dé la santa gana. No hay un patrón obligado que las parejas gays deban cumplir. Pero ojo, tampoco es una carrera por demostrar lo masculinos que somos. Somos como somos y no habrá otra pareja igual. Déjaselo bien claro. 

Famosos gays como algo malo

Es un hecho que este es un juego en el que hemos entrado todos. Lógicamente, nosotros no amenazaríamos a alguien con sacarlo del armario, pero todos jugamos a ver si ese actor puede o no puede serlo. E indirectamente entramos en la homofobia, porque lo vemos como si fuera algo negativo, algo de lo que avergonzarse. No es lo mismo tampoco ser gay en el cine (hoy el tema ha cambiado) que en el mundo del deporte, por lo que depende del ámbito hay que luchar más por la normalización.

El VIH

Es, sin duda, uno de los estigmas más peligrosos de todos, pero ya no solo para el colectivo LGBT sino para el resto. Los homófobos se emperran en definir al VIH y al sida como una enfermedad de gays, por lo que anima a los heteros a practicar sexo sin protección. El resultado es una subida de la cifra de personas heterosexuales con ETS de diversos tipos, entre ellas el VIH. 

Los hombres gays son sensibles

O no. De nuevo, con el carnet de gay no viene un máster en decoración y estilismo. Hay gente con más sensibilidad y personas con más talento en otras cosas. Y, por suerte, las personas abiertamente gays viven su vida con libertad, naturalidad y sin tener que fingir algo que no son. Si eso les hace sensibles, bienvenido sea. 

Los gays son promiscuos

Esto encaja con lo anterior: vivir en libertad no es ser promiscuo. Quizá es mejor tener relaciones esporádicas que una relación estable y muchísimas infidelidades. No es oro todo lo que reluce y cuando veas a alguien criticar a otra persona por follar mucho, tiene envidia o simplemente también lo hace pero se le nota menos. 

Si se te ocurre otro estereotipo sobre los gays con el que te hayas encontrado, no dudes en comentárnoslo aquí en los comentarios. Es importante que sepamos los problemas con los que el colectivo LGBT se encuentra cada día y luchar para cambiar la percepción de muchas personas sobre nosotros.

Categorías:

¿Y tú que opinas?

Nombre:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

1 votos

Noticias relacionadas