Llena un dispensador de lubricante en una sauna gay con ácido clorhídrico

ATENTADO HOMÓFOBO

¿Adivinas la CONDENA a este LOCO que puso ÁCIDO clorhídrico en el dispensador de lubricante de una SAUNA GAY?

Llena un dispensador de lubricante en una sauna gay con ácido clorhídrico y se va de rositas. El pasado mes de agosto un hombre de 62 años llamado Hengky Irawan se colaba en Aarows, una sauna gay en la ciudad de Sídney, armado con un cuchillo, ácido clorhídrico y un embudo. Abrió un dispensador de lubricante y lo llenó con este ácido tan corrosivo que puede causar quemaduras muy graves en la piel. ¿Qué clase de maníaco homófobo puede pensar en algo así y llevarlo a cabo?

 

Homofobia en una zona de cruising de Pamplona

La emotiva reunión de dos hermanos separados por la homofobia de sus padres cristianos

 

Por suerte, el dispensador de lubricante llevaba un sensor y alertó a los responsables de la sauna gay que algo pasaba con él, por lo que nadie resultó herido. Hengky Irawan fue arrestado y acusado por intentar causar daño al público de la sauna gay con una sustancia venenosa o dañina. Esta semana hemos conocido la sentencia para él y no irá a la cárcel ni nada que se le parezca.

Su abogado alegaba enfermedad mental, mientras que el fiscal decía que se merecía ir a la cárcel porque era el ejemplo perfecto de persona que fomenta el odio y la homofobia, ya que sabía que la sauna gay era un lugar en el que se practicaban relaciones sexuales entre homosexuales. El abogado defensor argumentaba que su cliente no era homófobo, solamente se sintió excluido en una visita previa a dicha sauna. Finalmente el magistrado dijo que como no había pruebas de que este señor había hecho ningún daño a nadie y que el pobre solo se sentía excluido por los gays de la sauna, que no se merecía ir a prisión. No es homofobia, es enfado porque le excluyeron. Claro, claro. Caso cerrado con este señor quedándose en libertad y a otra cosa.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

9 votos

Noticias relacionadas
load