Las claves de la transfobia de Donald Trump contra los estudiantes transexuales

TRUMP CONTRA EL COLECTIVO LGBT

TRANSFOBIA ABSOLUTA: Las claves del odio de Trump a los transexuales (y más, los adolescentes).

Con la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos de América, sabíamos que algo malo estaba a punto de empezar. Trump no es una de esas personas que se quede solo con amenazas sino que las cumple y lo hace más que orgulloso.

Dentro de todas las noticias horrendas que hemos vivido en este mes y pico de mandato del hombre naranja, entre miles de memes, manifestaciones y críticas, encontramos una de las noticias más desoladoras, porque las víctimas de esa decisión son el colectivo más frágil: los jóvenes LGBT. 

La semana pasada la administración Trump dejó bien claro que abandonaba por completo lo que había empezado Barack Obama a la hora de proteger a los estudiantes transexuales en los centros de estudios del país. La famosa ley del baño, que prohíbe a las personas transexuales acudir al baño de su género si no están operados y, aún peor, si no lo parecen por su aspecto, seguirá su marcha y con ella la transfobia más absoluta en un país que necesita más que nunca unidad en el respeto a todas las personas. 

 

Ofrecen a Madonna componer el himno anti Trump

Donald Trump: "Madonna es asquerosa"

 

Las directrices de Obama

El equipo de Trump ha dicho que tira a la basura el proyecto de Obama: las directrices requerían que las escuelas públicas de Estados Unidos permitieran a sus estudiantes transgénero hacer uso del baño que les correspondía según su identidad de género.

Pensemos que una niña de 13 años que no se puede someter aún a la cirugía de reasignación o, igualmente, no quiere hacerlo, tendrá que acudir al baño de chicos de forma obligatoria. Si acude al de chicas, la denunciarán y expulsarán. Si entra en el de chicos, le harán la vida imposible. Estas políticas solo están fomentando la mala educación y el odio entre los niños de sus mismas edades, que entienden que los mayores les están contando que "eso está mal" y que es correcto discriminar y faltar el respeto a su compañera por su propia identidad de género.

 

 

Prometen evitar el acoso

Y claro, en un vil acto de lavarse las manos, la administración Trump ha dejado claro que "esto no significa que dejemos a los estudiantes sin protección ante la discriminación, el acoso o el bullying. Todas las escuelas deben asegurar que todos sus estudiantes, incluyendo los LGBT, aprendan y crezcan en un entorno seguro".

Decir esto y no decir nada es lo mismo. No, incluso peor. Están desprotegiendo a una de las comunidades más frágiles y están mandando el peor mensaje posible a sus compañeros que también están creciendo y formándose como personas. La transexualidad es real, natural y lo único que ha cambiado en las últimas décadas es que tiene más visibilidad que nunca y no nos asusta hablar de ello. ¿Por qué no tomamos medidas inclusivas, de respeto y que les ayuden a poder vivir su vida como cualquier otra persona? 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

7 votos

Noticias relacionadas
load