barra head

Las claves de los baños de género neutro

BAÑOS NEUTROS

¿Por qué el mundo necesita que TODOS lo BAÑOS sean de GÉNERO NEUTRO

Es uno de los debates más vivos del momento en muchos países, especialmente en Estados Unidos. Parece que ahora nos hayamos dado cuenta de que existen las personas transexuales, y ahora que son visibles y no algo que esconder, a muchas personas les resulta incómoda su existencia.

Hemos de partir que la transexualidad está en nuestra vida. Probablemente conozcas a alguien trans y quizá no lo sepas, porque como ya hemos comentado, salir del armario como homosexual es muy distinto a salir del armario como transexual. Las personas transexuales nacen con un conflicto interno que les hace identificarse con otro género, de forma que es más complicado tener que contar tu realidad a no ser que te conviertas en un activista de la causa.

 

Un baño en Nueva Zelanda lucha contra la transfobia con su cartel

El 53% de los norteamericanos están en contra de la ley transfóbica de baños en USA

 

El caso es que muchos norteamericanos tienen miedo de que una persona transexual acuda a su baño, creando así una terrible situación en la que una chica trans no puede ir al baño de chicas porque le juzgan y no puede ir tampoco al baño de chicos porque no es su baño.

Y esto ha generado un interesante debate que nos lleva a pensar si lo mejor no sería la creación de un baño de género neutro, ya que parece que en ese aspecto aún seguimos enclaustrados en tradiciones y costumbres muy antiguas. 

 

 

¿Qué es un baño de género neutro?

No debería hacer falta explicarlo, pero un baño de género neutro es un baño para todos. Para todas las personas por igual, sin dramas ni polémicas. Donde todo el mundo puede acudir sin tener que identificarse con un género concreto. Vamos, como el baño unisex de Ally McBeal.

Cada vez son más los sitios que encuentran en el baño de género neutro la solución al odio contra los transexuales. Al final, todos somos personas y queremos hacer uso de un baño. Aún hay barreras que derrotar como el tópico de que los hombres siempre ensucian más, pero es una cuestión de costumbres y de comodidad.

Un baño de género neutro proporciona un espacio seguro a todas las personas y evita todos los problemas que conllevan los baños que separan por sexo: además de todos los relacionados con identidad de género, hay situaciones como el clásico padre con una niña que debe entrar al baño con ella y que a veces incomoda a otras personas.

¿No sería hora de dejar de incomodarnos porque otra persona de otro sexo entre al baño? Cambiemos esto ya y apostemos de una vez por todas por los baños de género neutro.

 

Categorías:

¿Y tú que opinas?

Nombre:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

16 votos

Noticias relacionadas