Una conocida tienda rusa cuelga un cartel diciendo "prohibidos maricones"

HOMOFOBIA EN RUSIA

PROHIBIDOS MARICONES: es el cartel que una empresa RUSA tiene en sus tiendas.

La homofobia en Rusia empieza en el gobierno pero se extiende por todo el país. De hecho, los homófobos, los que atacan a otros por ser homosexuales, los que se conectan a Grindr para "cazarles" y torturarles están siendo aplaudidos por el equipo de Vladimir Putin, así que es normal que se envalentonen y crezcan en número, sin tener ningún pudor o vergüenza de presumir del odio que sienten por el colectivo LGBT. 

 

Científicos en Rusia: "hemos encontrado la cura contra la homosexualidad"

Rusia abandona Eurovisión por "la secta LGBT"

 

El último en sumarse ha sido German Sterligov, un multimillonario ruso que posee una cadena de tiendas de comida orgánica por toda Rusia. Su decisión ha sido una de las más bruscas y asquerosas de la historia: ha decidido colgar un cartel de todas sus tiendas con una frase muy directa y sin cortarse un pelo:

"Aquí no entran maricones"

El argumento del millonario y repugnante homófobo viene acorde a sus capacidades mentales: "Nuestro planeta está lleno de mierda y de personas enfermas". Y cuanto más se explica, más entendemos que el enfermo es él, enfermo por la religión y por el odio. Ya sabes, esa gente que se escuda en la Biblia para poder odiar y agredir al que se lo pide. Igualitos que los que se escudan en el Corán, fíjate tú:

"En frente de nuestros ojos tenemos la experiencia de Sodoma y Gomorra, cuando Dios quemó esos pueblos".

Sabemos que Rusia seguirá dándole dinero, pero nos encantaría ver su imperio derruido y destrozado al ver que los maricones a los que tanto odia seguramente habrán gastado millones en él y ya no lo harán más.

 

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

21 votos

Noticias relacionadas


accurate banner