Cada vez más heteros usan robots sexuales gays para satisfacer su curiosidad

HETEROS CURIOSOS

¿Qué hacen los HETEROS CURIOSOS que quieren probar con un hombre? Usar estos ROBOTS SEXUALES GAYS.

El mundo de los heteros curiosos o de los gays que no quieren que les etiqueten como gays no deja de fascinarnos. Lumidoll, el primer prostíbulo de muñecas sexuales del mundo, está ubicado en Barcelona y ha triunfado durante el último año gracias a su oferta de robots sexuales hiperrealistas. Pero ahora han expandido su oferta a otros públicos añadiendo a su catálogo el primer muñeco sexual. Y resulta que los datos demuestran que cada vez más heteros usan robots sexuales gays para satisfacer su curiosidad.

 

Exposición sobre sexo gay en baños públicos

Pillan a un político homófobo teniendo sexo gay en su despacho

 

Parece que querían apostar por el mercado gay, pero el mercado que más caso les ha hecho es el mercado bi-curioso. Solo tienen un muñeco sexual por el momento, Ken, delgado, musculado, con ojos castaños, pelo claro y un pene customizable para que elijas si lo quieres grande o extragrande. Dicen que es muy flexible, y el dueño de Lumidoll comenta que se ha vuelto muy popular entre "muchos gays y algunas parejas", pero que la mayor demanda viene de hombres heterosexuales.

"Montones de heteros usan muñecos sexuales masculinos. Quieren probar el mundo gay sin hacerlo con un hombre real. Los clientes normales buscan anonimato y discreción". Puedes alquilar los servicios de Ken por unos 125 euros la hora. ¿Te interesa probarlo o se lo dejas a esos heteros curiosos con ganas de rabo?

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

Noticias relacionadas
load