¿Cómo es ser un esclavo gay en la cárcel?

ESCLAVO GAY EN LA CÁRCEL

¿Cómo es ser un ESCLAVO GAY en la CÁRCEL?

El cine y la televisión ha mostrado en infinidad de ocasiones lo que representa vivir como un hombre gay en una cárcel. Hemos visto de todo, desde situaciones de tortura, a esclavos sexuales o un caramelito para el resto de presos.

Pero ¿cómo es la realidad de un esclavo gay en la cárcel? La revista Gay Pop Buzz ha dado voz a un hombre bisexual que vivió en sus carnes esta situación.

En 2010, un hombre de 30 años, Ron, entra en la cárcel por un tema de drogas. Si bien la primera semana fue bien, la segunda no tanto:

"A principios de la segunda semana, tres Latin Kings me obligaron a tener sexo con ellos. Intenté decirles que no, pero cuando quieren algo lo consiguen. Me golpearon con una varilla y me dejaron inconsciente. De pronto, desperté en una ducha con cosas blancas en la cara y el culo. Y sangraba mucho".

El problema empezó entonces. Al no reportar, se convirtió oficialmente en el esclavo sexual de la cárcel y todos los latin kings se lo repartían. Cuando la situación fue insoportable, pidió que lo aislaran. Pasaba 23 horas al día solo encerrado en una celda, sin libros, televisión ni interacción. Y aún y así considera que es mejor que lo que le esperaba en la otra zona de la cárcel.

En 2015 Ron cumplió la condena y sigue sufriendo estrés post traumático por todas las violaciones que sufrió durante años. 

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios. Se el primero en comentar

Introduce tus datos de usuario para comentar

Rellena los siguientes datos para registrarte


Deja un comentario