Power bottom: qué es y cómo ser mejor gay pasivo dominante

GAYS PASIVOS

¿Qué es ser un POWER BOTTOM? Te lo explicamos y revelamos los secretos para ser el mejor GAY PASIVO dominante.

La cantidad de nomenclaturas que tenemos entre los gays es un tanto preocupante, y más con la tendencia de los medios de comunicación durante los últimos años de ponerle nombres y etiquetas a todo: que si demisexual, que si grisexual, que si omnisexual... ¿nos complicamos demasiado? ¿Son necesarias las etiquetas o empiezan a ser ya un tanto irrelevantes? Hoy hablamos de una definición muy sexual para algunos gays que quizás no conozcas en profundidad. Hablamos del power bottom: qué es y cómo ser mejor gay pasivo dominante.

 

¿Son relevantes las etiquetas "activo" y "pasivo"?

Guía de sexo gay: 5 consejos para ser un buen pasivo

 

¿Qué es power bottom?

Definición de diccionario urbano: un power bottom es una persona, generalmente un hombre gay, que asume el rol receptivo en el sexo de manera dominante. Podríamos traducir power bottom al español como pasivo dominante o pasivo empoderado, o esos pasivos que siéndolo "se f*llan" a los activos. La web Urban Dictionary presenta la definición de power bottom con una conversación entre dos gays, en la que uno dice "Tim me f*lló muy fuerte anoche", el otro responde "pero pensaba que tú eras el activo...", y el primero aclara que "sí, pero él es un power bottom".

Hay también varias definiciones diferentes de lo que puede ser un power bottom. Algunos lo simplifican demasiado y dicen que un power bottom es únicamente aquel gay pasivo al que le gusta tener relaciones con hombres que tienen penes muy grandes, que tiene el culo muy respingón o que usa dildos de gran tamaño sin quejarse y sin problemas a la hora de dilatar. Pero la definición de power bottom debería incluir que se trata del gay pasivo que lleva el rol dominante en la relación. También hay quienes señalan que los power bottoms son muy talentosos a la hora de usar su lengua, tanto para hacer felaciones como para comer culo. Recuerda: un hombre gay al que le gusta ser penetrado no es menos hombre que nadie, y puede ser pasivo, pero decidir si es activo o pasivo en el proceso. No todo en el sexo gay se reduce a los tamaños y a dos roles. Eso es simplista.

 

¿En qué se diferencia un pasivo de un power bottom?

En general la gente da por hecho que los gays pasivos siempre son los sumisos en las relaciones, tanto sexuales como de pareja. Pero es una presunción que no siempre se cumple. Un pasivo es un hombre que a nivel sexual prefiere ser penetrado, pero si ese pasivo no es sumiso y prefiere ser el gay dominante en la cama, estamos hablando de un power bottom. Son los pasivos que se comportan de manera activa en las relaciones sexuales y no solo se limitan a satisfacer de manera pasiva (valga la redundancia) los deseos de los activos. Un power bottom decide el dónde, el cuándo y con quién, y suele ser selectivo a la hora de elegir qué miembro le va a penetrar.

 

Los problemas de ser un power bottom

El concepto de power bottom choca con las ideas de algunos hombres gays demasiado tradicionales y conservadores, de esos que serían capaces de responder a alguien la pregunta "¿y quién es el hombre y quién la mujer entre vosotros?". Son esos gays activos que siempre asumen que el gay pasivo en el sexo debe ser siempre sumiso, y han de ser los activos los que deben mantener el control y el poder en todo momento. Un power bottom desafía esas convenciones sexuales heredadas del heteropatriarcado y del machismo establecido en la sociedad. Ya sabes, esa gente que piensa que si eres penetrado eres como una mujer y por tanto eres menos que un hombre.

Un power bottom también puede tener problemas a la hora de encontrar miembros que satisfagan sus necesidades sexuales, y no solo por tamaño, sino por la actitud de sus poseedores. A veces es difícil que un power bottom encuentre a un gay activo que sepa ceder el control al pasivo, para disfrutar los dos de unas relaciones más creativas.

 

¿Cómo sé si soy un power bottom?

Tan solo tienes que hacerte a ti mismo ciertas preguntas. ¿Te gusta asumir el rol pasivo en el sexo gay? ¿Te sientes cómodo siendo penetrador? ¿Le pides a tus compañeros sexuales ciertas cosas cuando te penetran? ¿Podrías interrumpir una relación sexual si el sexo no te gusta o no estás disfrutando como deberías? ¿Te gusta mirar a la cara a tu pareja mientras eres penetrado? ¿Crees que en la pareja, tanto en el sexo como fuera de él, tiene que existir igualdad? Si la gran mayoría de tus respuestas a estas preguntas son afirmativas y defiendes la igualdad entre activos y pasivos, eres un auténtico power bottom. Si a algunas has dicho que no, simplemente eres un gay pasivo al que a veces le gusta tomar el control, pero quizás te falte cierta confianza en ti mismo a la hora de soltarte en el sexo.

 

¿Cómo ser el mejor power bottom?

Si has llegado hasta aquí y estás de acuerdo con las afirmaciones que se hacen sobre la definición de power bottom, sabrás que para ser el mejor pasivo dominante debes asumir el control en tus relaciones sexuales. Debes creer honestamente que ser activo puede comportarse de manera sumisa y un pasivo de manera dominante, y desafiar los estereotipos que apuntan a lo contrario. Para ser el mejor power bottom aprende a dominar la situación siempre en las relaciones sexuales y nunca te cortes a la hora de pedirle lo que quieras a tu pareja o compañero sexual. Al final lo importante es que los dos disfrutéis, pero esta vez mandas tú.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

24 votos

Noticias relacionadas
load