¿Cuáles son los problemas sociales más comunes en la comunidad gay?

PROBLEMAS SOCIALES GAYS

¿Cuáles son los problemas sociales más comunes en la comunidad gay?

Ser homosexual ya no es un drama. Puede parecerlo en la adolescencia y la juventud, y sobre todo hay que tener muy en cuenta el lugar en el que vive. No es lo mismo un pueblo que una gran ciudad, un país avanzado socialmente con uno que aún ve la homosexualidad como algo raro y malo. Pero en general, hoy en día hay herramientas para saber que no estamos solos, sentirnos acompañados y sentir que hay gente como nosotros, pasando por lo mismo en mayor o menor medida. Y eso ayuda mucho.

Campañas como 'It Gets Better' y la salida del armario de famosos de todos los ámbitos han servido para crear referentes y héroes para una generación que crece y que sabe que no está sola. Aún queda mucho por luchar, y aunque todas estas herramientas estén ahí fuera, los problemas sociales de la comunidad gay aún están ahí, por eso vamos a repasar algunas de las situaciones en las que te puedes encontrar o ya te has encontrado, para ver cuál es la mejor forma de gestionarlas.

Los principales problemas sociales en la comunidad LGBT

Salir del armario con los amigos

Es uno de los momentos más clave a la hora de empezar tu vida sin secretos. Tener que salir del armario, especialmente ante tus amigos, a los que les cuentas todo, con quién vas a vivir tus momentos más divertidos e intensos. Hacerlo con la familia es otro mundo, pero con los amigos, es muy diferente. No sabemos si habrá rechazo o no, por eso lo más recomendable es empezar por los amigos más cercanos, los que sabemos que no nos van a fallar. Puede sonar un poco tópico, pero es un hecho que las chicas son más receptivas en ese sentido. Es más, lo más probable es que te encuentres que te digan que ya lo sabían. Te pasará con muchos amigos, por lo tanto, la percepción que tenemos de nuestra realidad es distinta a la de otros. 

Salir del armario en el trabajo

Hacerlo en el trabajo también es algo complicado. No te vas a sentar con todos tus compañeros y se lo vas a decir como si salieras del armario con tu madre, pero hay entornos que son menos facilitadores que otros. Lo ideal es tratarlo con la normalidad que es: si sale el tema lo dices, si tienes pareja, habla de tu pareja, ponle nombre, y no le des más importancia que la que le darías si se tratara de una pareja del sexo contrario. Hoy en día no te encontrarás con rechazo, a no ser que sean personas abiertamente homófobas y con las que, sinceramente, mejor no relacionarse de ninguna manera. 

Salir de fiesta con amigos heteros

Salir de fiesta es un drama para muchos. Muchos critican el ambiente por ser muy guetto, pero es que solo basta con salir de fiesta por el mundo hetero para ver una cantidad de cosas que rechazamos. Códigos de vestimenta sin sentido, entradas carísimas, música aburrida... Lo sentimos, aquí el colectivo LGBT gana de goleada, sino por qué crees que cada vez más chicas y chicos heteros vienen a nuestras fiestas y a nuestros Prides? Porque es un lugar libre de juicios, de malos rollos y de tonterías. Resumen: convéncelos para que salgan por tu zona, todos lo pasaréis de lujo. 

El peligro de las apps para ligar

No lo decimos en plan catastrofista, pero sí es verdad que las apps para ligar conllevan algo en lo que no caemos: se pierde la sociabilización, el conocer a alguien en un bar o una fiesta, y eso deberíamos aprender a combinarlo mejor. Muchos bares han notado este cambio, como la gente se salta la parte de salir a tomar algo, ver a alguien que te gusta y entablar una conversación, para pasar a una app en la que te mandas cuatro nudes y ya quedas en su casa, en la tuya, en un hotel o donde sea. Combínalo todo un poco por si acaso algún día nos quedamos sin Internet y queremos seguir ligando. 

La homofobia dentro de la comunidad LGBT

Esto es algo que cada vez se vive más y es preocupante. Las generaciones LGBT que no entienden lo que realmente significa formar parte de una minoría se permiten el lujo de ser homófobos dentro del colectivo. Con esto nos referimos a los clásicos Masc4Masc, aunque también entra dentro el racismo, el clasismo y toda clase de "ismos" que nos hacen pensar ¿de verdad no entendéis dónde estáis? Obviamente todas las personas tienen sus preferencias y si no te gustan los osos o los twinks nadie te va a obligar a acostarte con ellos, pero el trato, la relación en el colectivo y hacer una piña contra los que nos lo ponen difícil, eso es imprescindible.  

Conclusión: afronta los problemas y rodéate de la gente que te ayuda

En definitiva, para mejorar las relaciones sociales y evitar los problemas más comunes en la comunidad LGBT no hay nada como conocer gente, salir, hacer amigos y relacionarse. Las teorías aquí sirven de poco sin su respectiva práctica. Y en un mundo cada vez más centrado en la pantalla del móvil puede ser todo un reto, pero al final merece la pena, mejorará tu vida social, tu seguridad en tí mismo y la forma en la que tú te muestras al mundo. 

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

11 votos

Noticias relacionadas
load