10 preguntas que no debes hacer en una primera cita gay

SEXO GAY

Preguntas primera cita gay

NO LAS HAGAS: las 10 preguntas que te tienes que guardar en una primera cita GAY.

Tener una primera cita gay, ya sea con vistas o no a que acabe en sexo gay, siempre es toda una experiencia que nos hace sentir ese gusanillo o esas mariposas en el estómago. Dejando los insectos a un lado, tenemos que hablar de ciertos detalles que pueden arruinar la cita. Te contamos hoy en CromosomaX cuáles son las 10 preguntas que no debes hacer en una primera cita gay. Toma nota para no hacerlas nunca, te damos razones de sobra para callártelas todas. Algunas pueden parecer obvias, pero nunca está de más recordar lo que no tienes que hacer para que no metas la pata y arruines vuestro futuro juntos.

1 - ¿Tienes muchas citas?

¿Y qué más te da saberlo en este preciso y precioso momento de una primera cita? Está claro que, haya tenido o no muchas citas anteriormente, esas citas no funcionaron si está teniendo una contigo. No intentes ir por este camino porque no es una buena forma de empezar a una conversación y nos lleva a un terreno un tanto incómodo para los dos. Hay otras cosas de las que hablar por mucha curiosidad que sientas por esta pregunta.

2 - ¿Has estado enamorado?

Si lo ha estado, está claro que se acabó y es algo del pasado, porque está en una cita contigo. Además no es algo de lo que vaya a hablar tan alegremente con alguien que acaba de conocer. De verdad, ¿quieres que tu cita te hable de otro hombre cuando estás intentando conocerle? Sin decir siquiera que la pregunta puede ser interpretada como algo cursi.

3 - ¿Por qué estás aún soltero?

Puedes intentar hacer que suene como un piropo y plantear esta pregunta con la mejor de tus intenciones, pero puede salirte el tiro por la culata. Piensa: ¿por qué tú todavía estás soltero? Cada uno tendrá sus razones y estar soltero no tiene nada de malo. Lo que es malo es forzar o acelerar las cosas.

 

4 - ¿Cómo sueles conocer tíos?

¿Por qué necesitas saber esto? Unos usarán Grindr, otros Wapo, otros Scruff, otros ligarán en la discoteca, otros irán de cruising... da igual del cómo, hay montones de apps de contactos gays pero lo importante es que en ese momento tu cita está contigo, no mirando apps.

 

5 - ¿Buscas algo estable?

Es una pregunta trampa. Es comprensible que quieras saber si la otra persona busca lo mismo que tú o no, pero preguntar esto puede hacer que parezcas bastante desesperado por tener una relación. Hablar de tener algo estable, casarse o tener hijos en una primera cita es forzar demasiado la máquina. Si hay más citas ya irás averiguando si busca algo estable o no. Deja espacio en una primera cita.

6 - ¿Y qué pasó con tu ex?

Prohibido hablar de exnovios, exrollos, exparejas y ex lo que sea en la primera cita. Dejad el pasado donde está, es mejor centrarse en el presente. No le preguntes por ningún ex a menos que sea él el que aporte esa información de manera voluntaria y espontánea. No os conviene profundizar en eso en una primera cita.

7 - ¿Me sigues en Instagram?

Decirle a alguien "deberías seguirme en las redes sociales", ya sea Instagram, Twitter, Facebook o lo que sea, da una imagen muy preocupante: o de stalker o de patético aspirante a influencer. No es necesario que tras una primera cita vayas a inspeccionar todas las fotos de su Instagram, a ver qué publica, qué le comentan o cuántos seguidores tiene. Las redes sociales deberían quedarse siempre en un segundo plano, ¿no prefieres conocer a alguien cara a cara?

 

8 - ¿Eres activo o pasivo?

Para algunos gays es una pregunta imprescindible en una primera cita, incluso antes de tenerla. En el momento que haces esa pregunta envías el mensaje claro de que para ti el sexo es más importante que conocer a alguien de verdad. Guárdate tu curiosidad sobre sus preferencias sexuales para el momento adecuado en el que surja algo más. Saber si es activo o pasivo no te va a ayudar a conocer y comprender a alguien.

 

9 - ¿Cuánto dinero ganas?

Preguntar "¿a qué te dedicas?" está bien y es de lo más normal, pero ponerse a hablar de dinero en una primera cita es absolutamente horroroso. Pensará que solo te interesan los hombres con dinero o que intentas comparar sueldos para presumir de cierto nivel de vida. Mal de todos modos.

10 - ¿De qué tamaño te gustan?

Sabes perfectamente a qué nos referimos con ese tamaño. De nuevo, no hables de sexo en una primera cita a menos que vaya a ser una cita claramente para tener sexo gay. No seas el típico gay obsesionado con los penes grandes. Si estás conociendo a un chico majo, deja que la cosa ruede sola.

 

 

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

19 votos

telegram cromosomax

¿Quieres estar al dia? Únete a nuestra Newsletter

Acepto los terminos y condiciones y la política de privacidad.

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios. Se el primero en comentar

Introduce tus datos de usuario para comentar

Rellena los siguientes datos para registrarte


Deja un comentario