¿Puede el turismo LGBT+ impulsar el Cambio Social?

#MYGWORK

mygwork cromosomax

¿Puede el turismo LGBT+ impulsar el Cambio Social?

Por myGwork, la comunidad de business para profesionales, estudiantes, empresas y quienes creen en la igualdad laboral.

El turismo LGBT+ ha surgido en los últimos años como una poderosa fuerza económica. La Organización Mundial de Turismo estimó que en 2016 los viajeros LGBT+ constituyeron un 10% del turismo global, además los viajeros pertenecientes a este colectivo gastan más dinero en el extranjero que sus pares heterosexuales – el informe los describe como un grupo que "viaja con mayor frecuencia y muestra patrones de consumo mayores que el promedio.”

John Tanzella, director de la Asociación Internacional de Turismo Gay-Lésbico (IGLTA), explica que, "es menos frecuente que los viajeros gay tengan hijos, y tienen más dinero y tiempo para viajar." Eloi Morte, embajador de esta misma organización (IGLTA) en España, matiza que en los viajeros LGTBI+ existen diferentes niveles de privilegio, al ser un colectivo amplio y diverso, con diferentes niveles de poder adquisitivo. A ello subraya, que una gran parte de las estadísticas son referidas exclusivamente a “los hombres gays, que históricamente han tenido un mayor poder adquisitivo, dinámica que está cambiando para incluir a mujeres lesbianas, personas bisexuales, pansexuales, transexuales...".

El valor total global del turismo LGBT+ es de 170 billones de euros según los informes”. El editor en jefe de la revista OutThere, Uwern Jong, afirmó en la publicación de la industria del turismo TTG Asia, "Crece en un promedio de 8% cada año, mientras que el turismo general crece sólo un 3,8%. Las personas LGBT+ han hecho un promedio de 81 millones de viajes (en 2017)."

Cada día son más las compañías que ven un importante mercado en el turismo LGBT+,la compañía aérea Iberia participa desde hace cuatro años en Fitur Gay y en el 2017 fue la aerolínea oficial del World Pride.

Este enorme poder adquisitivo ha llamado la atención de una multitud de destinos internacionales, deseosos de obtener una parte del "dólar rosa". Las ciudades están buscando catalogarse como "gay-friendly", desde los centros nocturnos de Madrid y Mykonos hasta los destinos de luna de miel que quieren atraer a los gays recién casados a causa de que el matrimonio entre personas del mismo sexo está siendo legalizado en un creciente número de países. A su vez, el mercado emergente de familias con padres del mismo sexo quiere un lugar al que poder llevar a sus hijos y sentirse seguros.

Juan Julia, que ha abierto su cadena de hoteles gay-friendly alrededor del mundo, describe sus Hoteles Axel como "un lugar donde te sientes seguro y bienvenido, inclusivo, donde puedes conocer a la comunidad local, como un santuario." 

Pero, ¿qué pasa cuando lugares históricamente hostiles se ofrecen como escapadas gay? Hong Kong ha ganado recientemente el derecho de organizar los Gay Games de 2022, el "evento deportivo y cultural más grande del mundo liderado por atletas, artistas y músicos LGBT”. Hong Kong no sólo será la primera ciudad asiática en ser la sede del evento, también será la primera sede en la que el matrimonio entre personas del mismo sexo no es reconocido legalmente. ¿Por qué un lugar tradicionalmente homofóbico querría ser la sede de una celebración de la comunidad LGBT+? Los organizadores de los Gay Games de Paris de este año han declarado  que el evento ha traído más de 58 millones de euros a la economía francesa.

"Nuestra enorme capacidad adquisitiva ha llamado la atención de una multitud de localidades internacionales, deseosas de obtener una parte del dólar rosa." 

El caso de Brasil ha sido especialmente controvertido al promocionarse como un destino LGBT+. El consejo de turismo de ese país ha certificado siete ciudades como “oficialmente gay-friendly” – Rio de Janeiro, São Paulo, Recife, Salvador, Porto Alegre, Florianópolis y Brasilia. Sin embargo, Brasil tiene niveles atroces de crímenes de odio. Tiene el porcentaje más alto de asesinatos de personas transgénero, mientras que un estudio reciente concluyó que tuvo 193 casos de homicidios LGBT+ en 2017, un aumento del 127% con respecto al año anterior.

El país protege ferozmente la imagen de estas ciudades como gay-friendly, especialmente las playas gay icónicas de Florianópolis, a menudo ocultando la realidad cotidiana de las personas LGBT+ locales.

El cineasta Matheus Faisting filmó recientemente  un documental sobre la comunidad LGBT+ en Florianópolis, y habló con el Washington Blade sobre lo que descubrió.

“Florianópolis es una ciudad gay-friendly siempre y cuando el turista tenga dinero para gastar en los negocios  locales,” dijo Faisting.

“Por ejemplo, no tenemos suficientes políticas públicas para promocionar la ciudad como una capital donde se lucha contra la fobia a las personas LGBT+. Es todo una cuestión de marketing, usado para promocionar la ciudad a un nicho con alto poder adquisitivo sin preocuparles si estos turistas LGBT+ estarán realmente seguros durante su estadía.

“Una de las cosas que me sorprendieron mientras investigaba para la película fue que hay muchos más casos de violencia contra la gente LGBT+ de lo que creía. Los números son altos, pero esa realidad no se muestra para poder seguir atrayendo el dinero rosa de los turistas.”

Israel se ha puesto bajo escrutinio por promocionarse como un destino LGBT+ y al mismo tiempo negarse a darle derechos a sus propios ciudadanos. El Primer Ministro conservador Benjamin Netanyahu se retractó de la promesa que le hizo a la comunidad LGBT+ de apoyar la legislación que les permitiría a las parejas del mismo sexo acceder a vientres subrogados. Bajo la aparente presión de sus aliados de la coalición Judía Ortodoxa, cambió de opinión en el último momento y votó en contra de la legislación. El escándalo aumentó cuando el movimiento gay y sus aliados expresaron su sorpresa y enojo, y surgió una huelga en todo el país, manteniendo a Tel Aviv parada durante varios días.

El ex abogado israelita Nitzan Horowitz explicó que, “Aunque Israel tiene una imagen muy liberal en cuanto a los gays, no es el caso al tratarse de las leyes israelitas.”

Los manifestantes señalaron la hipocresía descarada del gobierno, que estuvo feliz de recibir  ganancias del Orgullo de Tel Aviv, pero se rehusó a darles derechos humanos básicos a sus propios ciudadanos LGBT+. Elad Nahshon, que recibió la medalla de honor del presidente de Israel por su servicio en el IDF, dijo: "No tengo la intención de pagar millones por un tratamiento de maternidad subrogada en el extranjero, a cambio de mis ahorros para el futuro. ¿Por qué se me niegan los derechos humanos básicos en mi país? El país se beneficia por el turismo LGBT+ con millones de dólares en ganancias y debería apoyar completamente a la comunidad que puso a Tel Aviv en el mapa como un destino turístico preferido por la gente LGBT, junto a Madrid o Berlín."  

“El turismo puede ser una forma de mejorar y modificar la imagen de un país a escala mundial,” escribe Brendan Canavan para The Independent. “Israel ha usado el turismo gay por muchos años para suavizar su imagen internacional, haciendo que el país pareciera progresista en una parte del mundo que generalmente no lo es.” Pero parecer progresista y serlo realmente son dos cosas muy diferentes."

“Aunque Israel tiene una imagen muy liberal en cuanto a los gays, no es el caso al tratarse de las leyes israelitas.”

Necesitamos estar al tanto de las agendas de los países, especialmente cuando se muestran a sí mismos como destinos LGBT+, también necesitamos un cierto poder para llevar las ideas occidentales sobre los derechos de los gay y el progresismo a los lugares que carecen de ellos.

“Necesitamos apreciar nuestro poder como consumidores,” escribe Canavan. “Los turistas tienen mucho potencial de influencia. Deberían usarla para hacer rendir cuentas a los políticos.”

Mientras la influencia económica del dólar rosa pueda comenzar a cambiar las políticas públicas y desviar las estrategias de gobierno, sólo visitar estos lugares y mezclarse con las comunidades LGBT+ locales puede influenciar el cambio a un nivel humano en una escala más pequeña.

Stefan Arestis y Sebastien Chaneac, la pareja detrás del blog de viaje Nomadic Boys, pasó 18 meses viajando alrededor de Asia y visitando algunos de los países más conservadores del mundo. Han dicho que no deberíamos tener miedo de ir a estos lugares, o desanimarnos por sus leyes.

“Creemos fuertemente que le debemos a las comunidades LGBT locales en los países con leyes anti gay represivas la responsabilidad de acercarnos y apoyarlos,” escribieron Arestis y Chaneac en un artículo para el Huffington Post. “Es muy probable que su presencia los inspire y los aliente a movilizarse y luchar por la igualdad.”

Estos países comienzan con tratar de obtener el dólar rosa, pero el exponerse a la comunidad LGBT+ puede llevar a un cambio social real. Ya sea Hong Kong aceptando a miles de atletas gays, Israel teniendo que enfrentarse las reacciones internacionales a sus leyes discriminatorias, o los colectivos LGBT+ de Brasil demandando la misma seguridad que los turistas gays que visitan sus playas.

myGwork ha contado en este artículo con la colaboración de las personas citadas, pertenecientes a distintos colectivos e instituciones. Agradecemos su colaboración.

Más info en:

Twitter.com/mygwork

Facebook.com/mygwork

LinkedIn.com/mygwork

Instagram/mygwork

A continuación se muestran algunas de las ofertas laborales en España de empresas que buscan generar un entorno más inclusivo para sus trabajadores LGBT+.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

telegram cromosomax

¿Quieres estar al dia? Únete a nuestra Newsletter

Acepto los terminos y condiciones y la política de privacidad.

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios. Se el primero en comentar

Introduce tus datos de usuario para comentar

Rellena los siguientes datos para registrarte


Deja un comentario