Lluvia dorada gay: los secretos de esta práctica sexual

EL MEJOR SEXO GAY

Lluvia dorada gay

¿Prefieres MEARLE o que te MEE? Te contamos los secretos de la LLUVIA DORADA GAY.

En inglés algunos lo llaman "deportes acuáticos", pero en español nos gusta denominarlo "lluvia dorada". Ya sabrás a qué nos referimos y hoy abordamos el tema de una práctica sexual más frecuente de lo que realmente estás pensando. Nos referimos a la lluvia dorada gay: los secretos de esta práctica sexual.

La lluvia dorada gay... bueno, ya te imaginarás de dónde viene esta denominación. Hablamos de prácticas relacionadas con la orina durante el sexo gay, pero no todo es tan simple como mearle encima al otro o agacharse para que te mee, y no es solamente una práctica limitada al colectivo gay. Hay heterosexuales que disfrutan con la lluvia dorada, pero ya sabes que los gays en general somos más abiertos a probar determinadas prácticas sexuales que se salen de lo común o de lo socialmente aceptado.

En la lluvia dorada gay podríamos considerar lo que es la lluvia dorada propiamente dicha, es decir, orinar en el otro o que el otro te orine encima durante el sexo gay. También hay activos que prueban a mearse en el ano del pasivo, ya sea en su exterior o incluso en su interior si son capaces de mantener la erección y mear mientras le penetran. Y luego está la gente a la que le excita directamente beber orina o ver a alguien bebiendo orina. Sabrás que la orina se ha usado con distintos propósitos a lo largo del tiempo, desde medicinales a cosméticos, pero tenemos que señalar que no está demostrando que aporte ningún beneficio para la salud. Beber orina si no tienes agua ni ningún otro líquido a mano también es algo que se suele desaconsejar. Al fin y al cabo piensa que estás bebiendo algo de lo que tu cuerpo quiere desprenderse de manera natural, así que muy bueno no puede ser y solo necesitas dos dedos de frente para descubrirlo.

A la hora de practicar la lluvia dorada gay hay que tener en cuenta una serie de consideraciones previas. Primero y más importante es descubrir si los dos estáis dispuestos a practicarlo, ya que imaginamos que no debe ser muy agradable que te meen encima por sorpresa y sin avisar cuando estás teniendo relaciones sexuales. Si ambos queréis probarlo, el lugar más recomendable para hacerlo es en la ducha o en la bañera por razones más que evidentes. Practicar lluvia dorada gay en tu dormitorio podría hacer que tengas que cambiar no solo las sábanas, sino el colchón o hasta remodelar y pintar toda la habitación. Ten cuidado y apunta bien. También hay clubs de sexo gay extremo que están debidamente preparados para este tipo de prácticas con bañeras especiales para ello y suelos que lo aguantan todo, para los fanáticos del sexo gay más guarro.

A menudo la lluvia dorada gay es vista como una práctica en la que el activo humilla al pasivo al mearle en la cara, en la boca o en el pecho, o simplemente una práctica de dominación no muy diferente a las prácticas sadomasoquistas. Recuerda que si algo te da placer no tiene por qué tener nada de malo y eres tú el que decide qué te apetece hacer y qué no en el sexo gay. ¿Es más raro un poco de orina caliente sobre tu cuerpo que chorros de semen llegándote hasta la campanilla? ¿Sientes placer al ver al otro sintiendo placer o eres más egoísta en el sexo gay? Son preguntas que quizás deberías hacerte si alguna vez te proponen realizar alguna de este tipo de prácticas sexuales fetichistas.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

19 votos

telegram cromosomax

¿Quieres estar al dia? Únete a nuestra Newsletter

Acepto los terminos y condiciones y la política de privacidad.

Noticias relacionadas

Comentarios

No hay comentarios. Se el primero en comentar

Introduce tus datos de usuario para comentar

Rellena los siguientes datos para registrarte


Deja un comentario