Una homófoba grita "¡cómeme el coñ*!" a un gay que se hace la pedicura

HOMOFOBIA

¡CÓMEME EL COÑ*! La HISTERIA de una HOMÓFOBA contra un GAY por hacerse la pedicura.

Todo lo que Christopher Brown quería era disfrutar de una buena manicura y pedicura después de la locura de las fiestas. En cambio, fue agredido verbalmente por una mujer que llevaba un vestido floral hasta el tobillo y que necesitaba urgentemente un tinte.

El incidente ocurrió el 30 de diciembre en Casabella Spa & Nails en Lynnwood, Washington. Todo comenzó cuando Brown supuestamente le preguntó a la mujer si podía apagar el altavoz de su teléfono móvil. Fue entonces cuando se lanzó a soltar insultos homófobos.

El video, que se publicó en Facebook la semana pasada y desde entonces ha recibido casi 200.000 visitas, muestra a la mujer amenazando con llamar al 9-1-1 y llamando repetidamente a Brown "maricón" y afirmando que está celoso de que ella tenga un "coñ*". Qué clase.

La mujer, cuya identidad no ha sido revelada, también insiste en que el personal eche a Brown, diciendo: "¡O él o yo!"

Y añade: "Me molestó sin motivo alguno. Me acosó sin ninguna razón, diciéndome que dejara mi teléfono... Sigue grabando, sigue grabando porque probablemente desearías tener un coñ* como yo, ¿verdad?"

"¡Cómeme el coñ*! ¡Cómetelo! ¿Qué te parece? ¡Marica!", grita.

Brown dice que subió el video porque quería que la gente viera el tipo de discriminación y maltrato que muchas personas LGBTQ en Estados Unidos todavía sufren a diario.

"Por favor, tómese un minuto para ver y compartir esto, y sepa que incluso en la región de Seattle, la vida no siempre es sol y arcoíris para la comunidad LGBT", escribe.

"Espero que su familia y amigos vean esto algún día y se sientan avergonzados por su despreciable comportamiento. Todavía hay trabajo que hacer. #Resistir"

Mira el ataque homófobo en un salón de pedicura.

 

I’ve been holding back sharing this, but what kind of social justice warrior would I be staying quiet?This situation occurred at my favorite foot spa in Lynnwood, Washington. After this lady storms in the place to talk down to the receptionist, she proceeds to pick out her color at the color pallets wall. After berating another staff member for the selection not being what she wanted, she selects the chair next to me for her pedicure experience.Lucky me. She then proceeds to engage in a FaceTime dialogue with her daughter about the latest drama from school. At this point, the staff are irritated as well as the patrons.Being the outspoken gent that I am, I say “mam, would you kindly mind taking your phone off speaker in the spa, pointing to the signs asking patrons to keep their noise down.She looks at her FaceTime call and goes “hold on, I need to take care of this faggot”.And at this moment I was able to record:Please take a minute to view and share this, and know that even in the Seattle region, life isn’t always sunshine and rainbows for the lgbt community. I hope her family and friends see this one day, and are embarrassed by her despicable behavior. There is still work to do folks. #resist

Posted by Christopher Brown on Thursday, January 3, 2019

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

21 votos

Noticias relacionadas
load