Arizona financia a un grupo hom贸fobo con matr铆culas de "In God We Trust"

HOMOFOBIA EN ESTADOS UNIDOS

Arizona financia a un grupo hom贸fobo con matr铆culas de

Un estado da dinero a un grupo HOMÓFOBO a través de... ¡matrículas cristianas para vehículos!

Arizona supuestamente ha estado donando las ganancias de las matrículas con el eslogan 'En Dios Confiamos' a la Alianza Defendiendo la Libertad, un grupo de odio anti-LGBT que figura en la lista.

El estado ofrece a los conductores una gama de placas especiales para beneficiar a causas benéficas , incluyendo una que lleva el eslogan "En Dios confiamos".

Cuesta 25 $ comprar la placa especial, con un sitio web para el Departamento de Transporte de Arizona que dice: "17 $ de la cuota van a promover el lema nacional 'En Dios Confiamos', los derechos de la primera enmienda y la herencia de este estado y nación".

Sin embargo, el senador estatal Juan Méndez alega que los documentos estatales muestran que el dinero recaudado de la placa especial está siendo enviado a un grupo de odio anti-LGBT, Alliance Defending Freedom, sin ser revelado a las personas que compran las placas de matrículas.

Arizona financia a un grupo hom贸fobo con matr铆culas de La placa 'En Dios Confiamos' es una de las docenas que se venden a través del Departamento de Transporte de Arizona.

La gente que compró matrículas de 'En Dios Confiamos' no tenía ni idea de a dónde iba el dinero

En un comunicado a The Friendly Atheist, el senador Méndez pidió "directrices de sentido común que prohíban a los grupos de odio ganar dinero a través de las matrículas de Arizona".

Añadió: "Los dólares del Estado no deberían financiar a una organización que trabaja para despojar a los residentes de nuestro estado de sus derechos humanos y de su dignidad humana. Es espantoso que ya hayamos enviado más de un millón de dólares a este grupo de odio extremista".

Méndez presentó el martes (5 de febrero) un proyecto de ley, copatrocinado por 18 legisladores demócratas, que establecería una base de datos de grupos que se beneficiarían de todas las ventas de matrículas especiales.

Contrariamente a la vaga descripción dada por el Departamento de Transporte de Arizona, gran parte del trabajo de Alliance Defending Freedom se dedica a cabildear para socavar la protección de los derechos LGBT.

El grupo ha presentado impugnaciones legales en todo Estados Unidos con el fin de derogar las leyes que prohíben la terapia de curación para homosexuales, y más notablemente representó al pastelero anti-LGBT Jack Phillips, para avanzar en el argumento de que la libertad religiosa le da a los dueños de negocios cristianos el derecho a discriminar a los clientes homosexuales.

La Alianza Defendiendo la Libertad fue catalogada como un grupo de odio anti-LGBT por el organismo de vigilancia extremista Southern Poverty Law Center después de haber presionado para retener la criminalización de la homosexualidad en Belice, mientras que sus líderes han vinculado la homosexualidad y la pedofilia.

Los arizonenses 'merecen saber' adónde va su dinero, dicen los activistas

Tory Roberg, de la Coalición Secular por Arizona, dijo a The Friendly Atheist: "La legislación que establece esta placa de matrícula fue aprobada como una enmienda de piso sin discusión - no había conciencia pública de lo que estaba sucediendo o hacia dónde iba el dinero.

"Las personas que eligen la placa 'En Dios Confiamos' nunca saben que están enviando dinero al ADF. No está en el sitio web de ServiceArizona, no está en el estatuto que establece la placa, no está en ninguna parte".

Algunos líderes religiosos en el estado han hablado, diciendo que no tenían idea de que el dinero iba a parar a un grupo de odio anti-LGBT como se alega.

David Felten, pastor de la Iglesia Metodista Unida Fountain Hill, dijo: "Esto no es sólo una violación abstracta de la separación iglesia-estado. Es un rechazo muy real de las personas LGBTQ de Arizona por el mismo gobierno que se supone que debe apoyar y proteger imparcialmente a todos sus ciudadanos".

Nick Fish, presidente de American Atheists, agregó: "Los Arizonenses merecen saber exactamente a dónde van sus impuestos. El historial de la ADF como un grupo de odio en contra de la igualdad anti-LGBTQ y antirreligiosa no está abierto a debate.

"Los contribuyentes de Arizona están financiando sin querer ataques a los derechos de sus vecinos y seres queridos bajo el falso pretexto de proteger la libertad religiosa."

Los clientes actuales del ADF incluyen un refugio para personas sin hogar que se negó a albergar a una mujer trans. ¿Cómo podemos seguir dando dinero público a organizaciones homófobas? El tema de las matrículas cristianas que financian a homófobos es el colmo.

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

14 votos

Noticias relacionadas
load