Microcréditos: Ventajas y desventajas de utilizarlos

MICROCRÉDITOS

microprestamos gay

Si eres un emprendedor, empresario con experiencia o simplemente eres una persona a la que no le ha ido bien financieramente estos últimos meses, seguramente estarás interesado en los microcréditos.

Los microcréditos son una categoría de las finanzas en las cuales personas naturales pueden aplicar para un crédito o préstamo de una pequeña cantidad de dinero, a corto plazo (teniendo o no un capital previo) para el desarrollo de un proyecto. ¿La ventaja? No se necesita tener historial de créditos previos para optar por uno en muchos casos.

Páginas como Dinerando.es se especializan en los microcréditos y préstamos del mercado español. Líderes en el sistema de banca online con cientos de clientes al año, ofrecen decenas de posibilidades a pequeños empresarios que quieran empezar un negocio nuevo pero no cuenten con el capital necesario para lograrlo y no sean calificables para un crédito completo en un banco regular.

La economía mundial apunta cada vez con más fuerza hacia los microcréditos y las microfinanzas. Y es que desde que el profesor Muhammad Yanus diseñó los microcréditos como método especial para ayudar a las personas en situación de pobreza a surgir económicamente, cada vez son más las empresas y entidades bancarias las que apuestan a los créditos de menor tamaño y con menos requisitos que los tradicionales.

Para adentrarnos en el mundo de los microcréditos empezaremos primero por lo básico, siguiendo los consejos de sitios web expertos como prestameria.es.

Los microcréditos, como ya explicamos anteriormente, son créditos o préstamos de bajas cantidades de dinero de una entidad bancaria o especializada en microfinanzas a una persona natural o negocio pequeño.

Mientras una entidad bancaria corriente coloca como límite inferior a un préstamo la cuantiosa suma de 50.000 euros (una suma que no todas las personas están en capacidades de administrar ni pagar), los microcréditos ofrecen sumas tan bajas como a penas unos poco cientos de euros. ¿Necesitas únicamente 300 euros para saldar una deuda? No hay problema, en páginas web como Miprimerprestamo.es conseguirás el microcrédito ideal para ti.

Sin embargo, esto no significa que los microcréditos sean siempre pequeñas cantidades de dinero; en promedio, según la Administración de Pequeños Negocios de Estados Unidos, los bancos otorgan 10.000 dólares para los pequeños comerciantes o emprendedores que aprueben un microcrédito.

De esta forma los microcréditos llenan un vacío financiero que hasta hace unos pocos años era cubierto por prestamistas de mala fama en el mercado negro: Ofrecen cantidades de dinero más bajas que las que aprobaría un banco, pero más altas que las que tus amigos estarían dispuestos a prestarte.

Una diferencia con los créditos bancarios regulares a los que estamos acostumbrados, es que los microcréditos pueden ser otorgados en ocasiones por organizaciones sin fines de lucro. Estos créditos están reservados por supuesto para emprendedores emergentes y pequeños empresarios cuyo propósito de negocio sea congruente con la misión o filosofía de la organización sin fines de lucro.

Otra gran diferencia de los microcréditos con los créditos bancarios regulares es que los primeros no solicitan tantos requisitos como los últimos. Si alguna vez has necesitado un crédito bancario probablemente sabrás lo difícil que es conseguirlo en una entidad bancaria común.

Las ventajas de los microcréditos sobre los créditos convencionales son variadas pero se pueden agrupar en 3 principalmente:

Tu idea de negocio

No significa que tu idea de negocio sea mala y que nunca prosperarás, sino que para los bancos comunes es mejor apostar por negocios seguros que han demostrado a través de los años que tendrán éxito. De esta forma el banco no toma riesgos innecesarios de otorgar un crédito a un negocio poco seguro que quizás no funcione y mantienen su dinero asegurado.

Por el contrario, los microcréditos están basados casi exclusivamente en tu idea inicial. De hecho, muchos de ellos se otorgan por la afinidad que tenga el microprestamista con tu idea.

Como ya comentamos anteriormente, muchas organizaciones sin fines de lucro otorgan microcréditos orientados en la conexión y la afinidad que exista entre tu idea y su negocio. Puedes consultar sitios web como https://crediteria.es para hacerte una idea de los requisitos más comunes a la hora de solicitar microcréditos.

No estás solicitando millones de dólares

Los bancos aman los créditos de grandes sumas de dinero ya que otorgar 250.000 euros o incluso millones de euros en préstamo les generará a ellos cientos de euros de ganancia al final del día. Pero si tu negocio necesita bajas cantidades de dinero como por ejemplo 10.000 euros para un proyecto de expansión, probablemente seas rechazado ya que las ganancias para el banco serán pocas y no le interesará.

Es allí donde entran los microcréditos y se convierten en la mejor opción. Los créditos pequeños que ofrecen estas empresas son especiales para empresarios o personas que necesitan poca cantidad de dinero.

Historial de crédito

Esta es quizás la razón más importante por la que se rechaza un crédito regular, y el motivo por el cual tantas personas están optando por un microcrédito.

En los bancos tradicionales al momento de solicitar un crédito, pedirán tu historial o récord crediticio, es decir, un recuento de todos los créditos que has solicitado en tu vida (incluidas las tarjetas de crédito) y la forma en la que administras ese dinero. Si has tenido problemas con créditos personales en el pasado, o te demorabas meses enteros en pagar la tarjeta de crédito, esto juega en contra de ti.

Sin embargo para solicitar un microcrédito no se requiere de un historial de crédito. Los micropréstamos están diseñados para personas que nunca han solicitado un crédito antes o que por el contrario, han tenido problemas con créditos previos al momento del pago.

Y preguntarás ¿Cuáles son las desventajas de los microcréditos?. La principal, y aunque pareciera extraño, es la cantidad de dinero en la mesa que quizás sea muy bajo para algunos empresarios emergentes. Sin embargo, en estos casos simplemente se puede recurrir a otras empresas que amplíen el rango de dinero o a créditos regulares.

Otra gran desventaja es la tasa de intereses sobre los préstamos. Algunas organizaciones ofrecen tasas de interés de hasta 18%, mucho más altas que las de algunos bancos comunes. Para sortear esto solo se deben buscar diferentes opciones que mejor se adapten a las necesidades y posibilidades de pago del negocio.

¿Apostaras a los microcréditos en el futuro? Sin duda, una de las mejores inclusiones a la economía y finanza mundial en bien de la sociedad.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

6 votos

Noticias relacionadas


accurate banner