Ezra Furman: ‘La punk rock queer’

COMO RECETA CONTRA TRUMP

La cantante estadounidense presenta su nuevo disco '12 nudes', que habla sobre la realidad que vivimos y su batalla personal contra la ansiedad.

Ezra Furman. Se considera una mujer pero también un hombre, "chico y chica es una buena forma de explicarlo", por lo que puede llevar a confusión a la hora de dirigirse a ella.  A veces el género se queda corto para definir a una persona, como ocurre en múltiples ocasiones con los de la propia música, cuando las palabras no alcanzan para definir lo que se escucha. "Empecé a vestir de manera femenina en público con 26 o 27 años. Diría que soy transgénero en el amplio de la palabra. Es difícil vivir así, porque yo no he tenido mucha ayuda y la gente todavía tiene muchos prejuicios". 

Furman está enfadada y asustada, ansiosa en esencia, por el ascenso del gobierno racista de Donald Trump en su país. "La gran mayoría de las personas en Estados Unidos no están locas, pero si se organizan en grupos, les meten ideas equivocadas y eso puede llevar a una psicosis nacional. Creo que me he contagiado de ansiedad por todas las noticias malas vemos cada día. Por eso considere que era el momento para sacar un disco de punk rock. Yo solo escribo canciones al fin y al cabo", explica.

Ahora mismo Furman tiene dos objetivos al hacer música: convertir a sus seguidores "en activistas políticos" y conseguir "una vía de escape hacia la cordura". Su nuevo disco se llama 12 nudes, un título que le inspiró la escritora Anne Carson en su poema El ensayo del cristal de su libro Autobiografía de rojo. "Tiene visiones de desnudos como una manifestación de profundo dolor y me gustó tanto que lo tomé prestado. Quería que fuese algo crudo, desnudo, lleno de gritos y desgarrado".

 

Noticias relacionadas
load