Despedida por cambiar de sexo

MUJER TRANSG脡NERO LUCHA CON EL SUPREMO DE ESTADOS UNIDOS

Aimee Stephens ha sido despedida de su trabajo, en una funeraria, solo dos semanas después de escribirle una carta a su jefe, contándole con mucho valor, que es una mujer transgénero. Su jefe la despidió alegando que él había contratado a un hombre y su representación como mujer traería una distracción innecesaria durante el duelo de las familias en la funeraria, también añadió que es un rechazo a los mandamientos de Dios.

Stephens, nació con el nombre de Anthony en Fayettville, un pueblo de Carolina del Norte, había sido pastor, casado dos veces. Pero dejó el sacerdocio y empezó a trabajar en una funeraria como embalsamador. Su mujer Donna, llevaba mucho tiempo notándole extraño, pasaba mucho tiempo fuera, le notaba las mentiras. Hasta que un día le obligo a confesarle que le ocurría.

Anthony se vestia de mujer cuando no estaba su esposa en casa. Un dia su mujer le descubrió y tras un tiempo en terapia lo acepto, su hija e incluso su suegro llegaron también a aceptarlo. Durante los siguientes 10 años, vivió una doble vida, en el trabajo era Anthony, pero en casa era Aimee. Hasta que decidio contarle la verdad a su jefe.

Tras su despido, su mujer Donna, le animo a denunciarlo. Un juez fallo contra ella, por la defensa de los derechos religiosos del jefe, pero un tribunal de apelaciones le dio la razón, aunque la funeraria ha recurrido. Ahora han llevado el caso al Tribunal Supremo de Estados Unidos, una batalla legal que se ve muy transcendente.

Este caso, ira de la mano junto con el de dos hombres homosexuales también despedidos después de revelar su condición sexual.

El problema es la presión que ejercerá la Administracion Trump que se ha posicionado a favor del lado de los empresarios de estos casos.

Estados Unidos sigue siendo un país en el que la mitad de su territorio no tiene especificadas las leyes que prohíban a los empresarios despedir a sus trabajadores por ser parte del colectivo LGTB.

Estaremos atentos a ver se soluciona este asunto. Desde CromosomaX queremos mandar nuestro apoyo a Amiee Stephens, en su lucha por sus derechos.

Noticias relacionadas
load