barra head

Un árbitro de fútbol deja el partido por insultos homófobos

UN ÁRBITRO EN VIZCAYA SUSPENDE UN PARTIDO POR RECIBIR INSULTOS HOMÓFOBOS

Ocurrió el pasado 4 de enero, cuando en un partido de Segunda División de juveniles de un campo de Vizcaya, un arbitro decidió suspender el partido. Según escribió el árbitro en el acta arbitral durante el descanso el presidente del equipo local, bajo al vestuario y dijo lo siguiente:

El árbitro es un hijo de puta, un maricón, pero maricón confirmado, un cabrón que no nos va a dejar nada y va a ir siempre en nuestra contra”, esto fue lo que dijo el presidente en varias ocasiones que llevo al árbitro a tomar la decisión de suspender el partido en el descanso. El motivo que razono el árbitro fue que este tipo de comentarios provocaría que los jugadores salieran en una posible actitud violenta al campo.

Al acabar el partido, el árbitro descubrió que su coche había sido vandalizado, puesto que los retrovisores y limpiaparabrisas del vehículo fueron arrancados. El presidente por su parte se vengó del árbitro por su decisión de suspender el partido, sin pagarle lo correspondiente por el trabajo realizado.

Este suceso ha provocado que el árbitro, que ha preferido quedarse en el anonimato, decidiera poner fin a una carrera de 8 años arbitrando tras el incidente sin precedentes que había vivido en ese encuentro en Vizcaya. También procedió a denunciar los insultos homófobos y los daños recibidos a su coche en una comisaria de Vizcaya.

¿Cuándo parara la homofobia en el futbol?

Noticias relacionadas
load