barra head

Las nuevas reglas del COI para atletas trans

EL COI ESPERARÁ HASTA DESPUÉS DE TOKIO 2020 PARA REVELAR LAS NUEVAS REGLAS PARA LOS ATLETAS TRANS

El Comité Olímpico Internacional (COI) ha anunciado que esperará hasta después de las Olimpiadas de Tokio de 2020 para entregar nuevas directrices sobre los atletas transexuales. El COI está trabajando actualmente en una consulta para elaborar un marco para los atletas transexuales que proteja la inclusión, la seguridad y la equidad en el deporte. Esto se basará en datos e investigaciones de los sectores científico y de derechos humanos.

Esperaba terminar la consulta antes de los Juegos Olímpicos de este año, pero decidió esperar para no interrumpir las pruebas clasificatorias. El director médico y científico del COI, Richard Budgett, dijo que cambiar la política tan cerca del evento no sería "ética o legalmente justo".

Dijo que las conversaciones han sido "un proceso muy difícil, un proceso muy sensible, y no hay una respuesta fácil", y añadió: "Lo que sea que se ponga en marcha sin duda molestará a mucha gente... De alguna manera tenemos que encontrar un equilibrio justo".

Al menos tres mujeres trans competirán en Tokio 2020 entre los 11.000 atletas cis, incluyendo la corredora de BMX estilo libre Chelsea Wolfe de los Estados Unidos, la jugadora de voleibol brasileña Tifanny Abreu, y la levantadora de pesas Laurel Hubbard de Nueva Zelanda.

Una declaración de consenso publicada en 2015 permitió que las mujeres trans compitieran en categorías femeninas bajo una serie de condiciones, entre las que se incluía que el atleta declarara públicamente que su identidad de género era femenina, sin que la declaración pudiera modificarse durante un mínimo de cuatro años.

Estas directrices anteriores establecían un nivel permitido de nivel de testosterona en el suero por debajo de 10 nanomoles por litro durante un año. "Que vayamos y cambiemos el nivel de testosterona sin tener el marco adecuado sería un error", dijo Budgett. "Estamos hablando de tan pocos de los 11.000 atletas... ...que en realidad es mucho mejor hacer esto bien, o tan bien como podamos, en lugar de apresurar algo justo antes de los juegos".

 

Las pruebas de testosterona son un tema divisorio. Alrededor del 98% de las mujeres tienen menos de 2 nanomoles de testosterona, mientras que para los hombres la cantidad media oscila entre 7,7 y 29 nanomoles. Sin embargo, hay muchas variaciones naturales y los niveles hormonales cambian tanto para hombres como para mujeres a medida que envejecen. Los defensores de la intersexualidad han observado que no existe ninguna base científica que indique que las atletas nacidas con variaciones de las características de su sexo tengan alguna ventaja sobre las demás.

Las pruebas obligatorias de testosterona han sido condenadas por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU como "innecesarias, humillantes y perjudiciales", y muchos académicos cuestionan su inclusión en el deporte en absoluto. El caso de Caster Semenya, una atleta femenina cis con niveles naturalmente altos de testosterona, ha puesto de manifiesto este problema.

La campeona de 800 metros de Sudáfrica está luchando en un caso aparte en Suiza para desafiar las normas del atletismo sobre la testosterona naturalmente alta en las corredoras con "diferencias en el desarrollo del sexo", y podría obtener un fallo en unas semanas en un caso de apelación en el Tribunal Supremo suizo.

Noticias relacionadas