barra head

Una manera de relajarse gracias a internet

EL MUNDO DEL ENTRETENIMIENTO SUFRIÓ UNA GRAN REVOLUCIÓN CON LA LLEGADA DE INTERNET

El mundo del entretenimiento sufrió una gran revolución con la llegada de internet ampliando así la oferta y haciendo que desde la intimidad de nuestra casa y su comodidad pudiéramos disfrutar de todo tipo de ocio de una manera más económica y placentera, puesto que simplemente con un ordenador, u hoy en día con una tablet o Smart Phone, y una buen conexión a internet teníamos al alcance de nuestra mano cualquier cosa.

Hoy en día podemos leer libros que acaban de salir, jugar online a videojuegos a través de aplicaciones, salir de compras, escuchar el último disco de nuestro grupo preferido, y también ver las últimas películas de estreno sin necesidad de salir de casa.

Un entretenimiento online que abarca cualquier opción que podamos imaginar, y que facilita mucho su consumo, sobre todo, preservando nuestra intimidad, puesto que todavía hay muchas distracciones que nos causan pudor o vergüenza, como es el consumo de porno gay diario.

Navegando en internet

Una manera sana de evadirnos de todo.

Si bien es cierto que el consumo de pornografía a través de canales especializados en temáticas está demostrado que es una manera sana de relajarnos, desconectar del día a día y hasta puede hacernos rendir más en nuestras obligaciones, son muchos los que todavía sienten cierto pudor al reconocer que son consumidores de este tipo de ocio.

Este tipo de consumo, se ha disparado notablemente desde que en el mes de marzo se decretara el estado de alarma debido a la pandemia mundial de la Covid-19.

Bien sea por el hecho de no poder salir de nuestros hogares o por las largas horas que teníamos a diario por delante, lo bien es cierto que las últimas encuestas indican un aumento de exponencial de este tipo de páginas que ofrecen videos y películas con todo tipo de prácticas.

Miedo a las relaciones esporádicas por la pandemia

También es cierto, que hay buen parte de la población que aún vive con miedo al contagio y que ahora mismo ha dejado de salir para tener relaciones sexuales esporádicas para pasar a saciar esa necesidad de sexo a través de conectarse a páginas que ofrecen imágenes muy reales.

Lo que está muy claro es que aunque ahora haya aumentado el consumo de este entretenimiento es algo que está siempre ahí y que podemos hacer uso para aprender sobre otras prácticas o fantasías muy íntimas, o simplemente como vía de escape.

Noticias relacionadas