barra head

¿Por qué el colectivo LGTB sufre más los efectos de la ansiedad? Causas, y soluciones

LA ANSIEDAD ES SOLO UNO DE LOS EFECTOS NEGATIVOS QUE SUFRE EL COLECTIVO LGBT.

La ansiedad es solo uno de los efectos negativos que sufre el colectivo LGBT. Aprender a relajarse y desestresarse con productos y acciones de efectos relajantes es el primer paso para encontrar la felicidad.

Luchar a diario contra el rechazo, el miedo, el menosprecio o la incomprensión hace que muchas de estas personas desarrollen altos niveles de estrés que pueden incluso desembocar en suicidio. ¿Cómo afrontar este grave problema?

Causas: ¿existe una correlación entre la homosexualidad y el nivel de ansiedad? 

Hagamos un poco de memoria. En nuestro país, durante el franquismo, a los homosexuales se les consideraba delincuentes. O enfermos mentales, hasta que se abolió la ley, en 1979. 

En muchos países los ciudadanos siguen siendo perseguidos y castigados por el simple hecho de tener una orientación sexual diferente a la establecida. En otros, simplemente se les ignora o menosprecia. Ante este panorama, no resulta extraño que gays, lesbianas, bisexuales, o individuos transgénero sufran problemas de autoestima, ansiedad o frustración a consecuencia de su condición sexual.

Científicamente, carece de lógica pensar que los sujetos que no se sienten atraídos por las personas del sexo contrario son neuróticas o están psicológicamente perturbadas, como aún se cree en muchos rincones del mundo. Estas patologías no son inherentes a una condición sexual, sino que son provocadas por las imposiciones sociales.

Este es el resultado consensuado al que han llegado la inmensa mayoría de estudios científicos realizados sobre el tema: el estrés, la ansiedad, están provocados por vivir en un entorno de hostilidad, en el que ser diferente implica la estigmatización. 

Para estas personas, todos estos prejuicios, (insistimos, ¡sin ningún sustento científico!), tienen en cambio un impacto a nivel social y personal con consecuencias directas: desde ser descartados para un puesto de trabajo hasta ser repudiados por la propia familia.

Remedios naturales para aliviar el estrés

El primer paso para retomar el control es aliviar los niveles de estrés. Existen multitud de productos naturales altamente efectivos. Entre ellos, los tradicionales como la tila o la valeriana, y otros más novedosos como el aceite de cáñamo CBD, un derivado del cannabis que se utiliza con fines terapéuticos por su potente efecto relajante y antidepresivo

  • Manzanilla

La manzanilla en infusión se utiliza como antiespasmódico y relajante natural que ayuda a combatir el insomnio.

  • Lúpulo

El lúpulo es un potente relajante muscular. De gran efectividad en situaciones importantes de estrés.

  • Valeriana

La valeriana, es uno de los inductores de sueño más populares. Sirve para disminuir los niveles de ansiedad y ayuda a conciliar el sueño.

Efectos relajantes del Aceite CBD

Las propiedades antidepresivas y ansiolíticas del aceite de CBD, (un derivado del cannabis que no provoca efectos psicotrópicos), es cada vez más utilizado por los consumidores. Sus efectos relajantes disminuyen la ansiedad, e incrementa la sensación de tranquilidad y satisfacción personal. Esto es debido a que el CBD multiplica los niveles de anandamina, (llamada también molécula de la felicidad). La mayor presencia de anandamina contribuye a equilibrar el nivel de estrés y favorece la relajación. Además, mejora el estado de ánimo, el apetito y otros muchos procesos fisiológicos.

Soluciones: 4 tips definitivos para rebajar los niveles de ansiedad

Para muchos individuos LGTB, el paso más difícil es el de “salir del armario”. La decisión de hacer pública la verdadera identidad sexual es sin duda el auténtico punto de inflexión. 

¿Y después?

¡Después la vida sigue! Ser lesbiana, gay o transexual es una característica tan humana como el hecho de ser alto o inteligente. Lo más importante es aceptarse tal y como uno es. No ocultarse, no fingir. Si no empezamos por ahí ¿cómo esperamos ser aceptados por los demás?

  1. Buscar el apoyo de gente afín con la que poder sentirse libre y a gusto. 
  2. Alejarse de la gente tóxica. Crear nuevos lazos de amistad y convivencia.
  3. No sentirse obligado a dar explicaciones ni a tratar de contentar y/o convencer a los demás.
  4. Hacer valer los derechos personales. Las agresiones contra el honor y la libertad sexual están penadas por ley.

NOTA: Cualquier tipo de discriminación por raza, sexo, religión u orientación sexual supone un delito de odio, con consecuencias penales.

Noticias relacionadas