Britney Spears visita un bar gay para almorzar.


 Y es que más mariliendre no se puede ser. La protagonista de esa gran obra maestra del cine que es "Crossroads" es muy de comer rodeada de maricas. Mientras, sus hijos en Disneylandia, con la chacha. Que fuerte debe ser poder decir que tu mamá es Britney Spears... y qué ganas de leer ese libro que esos hijos escribirán siendo mayores poniendo a caer de un burro a su santa madre. Tan sólo por esperar a leer ese libro merece la pena seguir viviendo.



¿Te gusta? ¡Puntúalo!

3 votos

Noticias relacionadas
load