barra head

Ricky Martin visita la conmemoraci贸n de Pulse por la masacre homosexual de Orlando

EL ARTISTA APROVECH脫 EL EVENTO PARA HABLAR DE LA IMPORTANCIA DEL VOTO

Ricky Martín PulseEl cantante Ricky Martin habla durante un evento sobre la herencia hispana con el candidato presidencial demócrata y ex vicepresidente Joe Biden.

Ricky Martin visitó el sitio conmemorativo de la Masacre de Pulse el martes (15 de septiembre) para honrar a las 49 víctimas del horrendo ataque, al tiempo que pidió a los estadounidenses que votaran por el boleto de Biden-Harris en noviembre.

Martin, de 48 años, así como el cantante de "Despacito" Luis Fonsi, visitaron el poderoso santuario de Orlando, Florida, un espacio que ha llegado a cargar con las frustraciones y quejas que sienten los sobrevivientes del tiroteo masivo de 2016 en un club nocturno gay, que mató a 49 personas. Compartiendo fotografías de su visita, Martin escribió en Twitter: "Nunca olvidaremos y nunca dejaremos que el odio gane".

El cantante de "Mariá" pasó por el sitio antes de un evento del Mes de la Herencia Hispana con Joe Biden en Kissimmee.

Biden se ha presentado como un candidato al por mayor capaz de conseguir una amplia gama de votantes, pero las encuestas sugieren que apuntalar el apoyo entre el bloque de votantes de Latinx ha resultado ser un desafío. Enfrentado a una carrera reñida en el estado, el primer viaje de Biden a Florida como candidato presidencial demócrata vio a este hombre de 77 años alternar entre torpedear a Donald Trump y celebrar la diversidad.

Martin llamó a los puertorriqueños a votar por Biden, diciendo: "Él cree que todo el mundo tiene un lugar en este país, no importa dónde hayas nacido, cómo te veas o a quién ames." "Haciendo lo necesario para el bienestar de nuestras comunidades en los EE.UU.", añadió en un post de Instagram .

Ver este post en Instagram

 

Haciendo lo necesario para el bienestar de nuestras comunidades en EEUU. #Vota a BidenHarris

Un post compartido por Ricky Martin (@ricky_martin) el

Pulse, una noche de fiesta sumida en el terror.

Se suponía que iba a ser una noche de celebración. De bailar al ritmo de la salsa y el merengue. De retirar los chupitos de vodka y ver cómo la noche se fundía con el amanecer. Una escapada del desánimo.

El pulse era, para los LGBT+ de Latinx residentes de Orlando, un santuario. Sin embargo, como lo atestiguan los horribles testimonios de los sobrevivientes y las imágenes de video, la noche se convirtió en el ejemplo más horrendo y extremo de las tensiones anti-gays que continúan erizándose en América.

Durante tres horas llenas de sangre, innumerables fanfarrones LGBT+ de Pulse se apiñaron con miedo en los baños. Algunos se hicieron los muertos. Otros no. (Joe Raedle/Getty Images)

Era el 12 de junio de 2016, y la noche de los "Sábados Latinos de Alto Nivel" estaba a punto de terminar. Poco antes de las 2 de la mañana, mientras el DJ residente repasaba la noche con melodías reggae, se escuchó un crujido.

Los confusos asistentes a los clubes miraban sin rumbo mientras el DJ bajaba la música. Una lluvia de balas rompió las paredes y el yeso, y la gente entró en el patio para escapar, los escombros se derrumbaron, los clientes fueron pisoteados.

Minutos antes, el asesino, Omar Mateen, había aparcado su furgoneta fuera de Pulse Irrumpió en el club armado con un rifle de asalto tipo AR-15, una pistola y municiones. Empezó a disparar.

Una mujer se detiene mientras escribe los nombres de las víctimas de los disparos en tiza en un parque.

En dos minutos llegaron los oficiales del Departamento de Policía de Orlando. Los policías de patrulla sacaron a las víctimas mientras el neoyorquino de 29 años se retiraba al baño de mujeres y tenía de rehén a varios cargueros. Mateen llamó al 911 y prometió lealtad al estado islámico.

La esquina de la calle Kaley y la avenida South Orange era una extensión de 7-Elevens y Subways, con el popular club Latinx anidado en un lavadero de coches. Ahora estaba empapado de agujeros de bala y luces de sirena parpadeantes.

Alrededor de las 5 a.m., después de un enfrentamiento, Mateen fue derribado. Los angustiados parientes se apresuraron a conocer el destino de sus seres queridos cuando se supo que, de las 320 personas que había en el club esa noche, casi un tercio había sido disparado.

 

驴Y t煤 que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas