barra head

Un donante demanda a la clĂ­nica de fertilidad por permitir a parejas gay usar su esperma

ÉL SE DECLARA NO HOMÓFOBO, AUNQUE SUS DECLARACIONES INDICAN LO CONTRARIO

donante demanda clinica fertilidad

Un donante de esperma que insistió en que las parejas del mismo sexo no debían criar hijos concebidos con su esperma ha ganado una demanda contra una clínica de fertilidad que utilizó sus donaciones para ayudar a las familias homosexuales.

Neil Gaskell, de 49 años, comenzó a donar esperma en la clínica de fertilidad CARE en Manchester en 2010, a cambio de un descuento en la FIV para su propia familia. Pero Gaskell tenía condiciones sobre a quién quería ayudar - insistió en su formulario de consentimiento que no quería que ninguna de sus donaciones fuera a parejas del mismo sexo o a madres solteras.

Afirmando que no es "homofóbico", Gaskell dijo el domingo: "Acepto que algunas personas lo encuentren incómodo y que la gente pueda pensar que soy homofóbico, o que estoy en contra de la idea de las madres solteras. Pero eso no podría estar más lejos de la verdad. No se trataba de discriminar a las parejas del mismo sexo, no era por razones religiosas y no acepto que sea una intolerancia. Pienso en estas familias, estos niños, todos los días, todo el tiempo. Pero no se puede discutir con la biología. Se necesita un hombre y una mujer para crear un niño, y es mi opinión que si los niños nacen con mi esperma deben tener una madre y un padre. Me preocupaba cómo se criarían, si serían acosados en el patio de recreo, o si tendrían dos madres. No quería eso para mis hijos. Acepto que eso va a ser divisivo, pero es como me siento."

Pero en septiembre de 2016, Gaskell recibió una llamada de CARE informándole de que "se habían cometido errores" e invitándole a una reunión. La clínica de fertilidad le dijo entonces que algunas de sus donaciones de esperma habían ido a parejas del mismo sexo. También descubrió que a pesar de que su formulario de consentimiento estipulaba que sus donaciones ayudarían a un máximo de 10 familias, la clínica había ayudado a 11.

Aunque los estudios han encontrado que las parejas del mismo sexo son padres brillantes, están menos limitados por las normas de género y una investigación realizada en 2019 en los Países Bajos encontró que los niños criados por parejas del mismo sexo incluso lograban mejores resultados en los exámenes de la escuela, Gaskell estaba tan molesto porque su esperma había sido entregado a padres del mismo sexo que entró en una batalla legal de cuatro años con la clínica de fertilidad.

La batalla culminó con la victoria de Gaskell en su caso, y se le concedió un acuerdo de cinco cifras.

Gaskell donó esperma antes de que la Ley de Igualdad entrara en vigor en octubre de 2010, protegiendo a las personas LGBT+ de la discriminación, pero la Autoridad de Fertilización y Embriología Humana (HFEA) confirmó a The Mirror que discriminar a las parejas del mismo sexo todavía estaría en contra de su código de práctica en ese momento, y dijo que la clínica de fertilidad nunca debería haber aceptado a Gaskell como donante.

Un portavoz de la HFEA dijo: "Se han aprendido lecciones y la clínica ahora asegura que todos los tratamientos se llevan a cabo de acuerdo con nuestro Código de Práctica y la Ley de Igualdad de 2010, para garantizar que nadie que reciba tratamiento sea discriminado por una característica protegida, incluyendo la orientación sexual".

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

2 votos

Noticias relacionadas