barra head

Investigador de Oxford despedido por ser bisexual

LOS PATROCINADORES SAUDÍES DEL CENTRO ASOCIADO FUERON LOS RESPONSABLES DEL DESPIDO

Kevin FoggKevin Fogg (KevinWFogg.net)

Un antiguo investigador de Oxford ha afirmado que fue despedido porque los financiadores saudíes no aprobaban su "estilo de vida" bisexual.

Kevin Fogg, de 37 años, argumentará que fue despedido como resultado de "discriminación indirecta debido a su orientación sexual" en un tribunal de empleo la próxima semana. Había sido becario de investigación en el Centro de Estudios Islámicos de Oxford durante cinco años antes de su despido en 2018.

El centro está reconocido como un "centro independiente de la Universidad de Oxford" y no es técnicamente parte de la institución. Fogg dijo que su despido era tanto "injusto" como "discriminatorio". El ex investigador de Oxford dijo que su estilo de vida bisexual era un problema para la institución.

"Como hombre bisexual, no cumplo con las preferencias de los principales financiadores del centro, incluyendo los estados de Arabia Saudita, Brunei, Kuwait, Malasia y los Emiratos Árabes Unidos". Fogg, experto en la historia del Islam en el sudeste asiático, añadió: "La dirección del centro hizo varias referencias a mi edad, lo que creo que fue un lenguaje codificado equivalente a llamarme 'soltero confirmado'".

Dijo que el Centro de Estudios Islámicos de Oxford tenía una "cultura de antagonismo e intolerancia" hacia las personas LGBT+ en una declaración de testigos. Además, Fogg dijo que los representantes de los países anti-LGBT+ forman parte del consejo de administración del centro, que dirige "todas las decisiones, incluida la supervisión de las decisiones relativas al personal". Turki Al-Faisal, miembro de la familia real de Arabia Saudita, es el presidente de los fideicomisarios del centro, mientras que el Sultán Nazrin Shah de Perak, un estado de Malasia, ocupa la vicepresidencia.

Sufrió "episodios de depresión" después de su despido. Después de su despido del centro, Fogg consiguió un puesto como director del Centro de Asia de la Universidad de Carolina del Norte. Dijo que la decisión del centro de terminar su contrato afectó a su salud mental. Tenía problemas para dormir y sufrió "episodios de depresión" como consecuencia. El centro rechazó las afirmaciones de Fogg, calificándolas de "amplias alegaciones" que no tenían "ningún fundamento en los hechos". Dijeron que Fogg se unió al centro con un contrato a plazo fijo, de cinco años, que fue extendido por un año hasta el 2018. Además, un portavoz insistió en que Fogg había sido "muy bien tratado" durante su estancia en el centro.

"El centro no se propone comentar las actuaciones y no hará ninguna otra declaración sobre el caso hasta después de su conclusión", dijo el grupo.

Categorías:

¿Y tú que opinas?

Nombre:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

10 votos

Noticias relacionadas