barra head

40 años del lanzamiento de “The Winner Takes It All” de ABBA

LA BALADA POR EXCELENCIA NO PASA DE MODA

La balada por excelencia no pasa de moda

Lanzamiento ABBA

Se han cumplido, concretamente el pasado mes de junio, 40 años del lanzamiento de la canción 'The Winner Takes It All', del grupo ABBA, perteneciente al disco Super Trouper. No tardaría mucho (ese mismo agosto) en alcanzar el n.º 1 en la lista de UK, donde permanecería dos semanas, haciendo así que el grupo se reencontrase con el reconocimiento de la industria inglesa tras dos años de ausencia en esa posición.

Pero lejos de las fechas y las estadísticas, este tema ha pasado a la historia y a la mente colectiva como la gran balada que refleja la tristeza que puede provocar una ruptura sentimental. Si algunos dicen que no hay canciones de amor como las que tratan el desamor, esta se lleva el premio gordo, ya que no sabemos si nació desde un corazón roto o desde lo más profundo de sus vísceras.

Grupo ABBA

No le hizo falta al creador de la letra acudir a historias ajenas para inspirarse: Björn Ulvaeus, integrante del grupo sueco y casado, en aquel momento, con Agnetha Fältskog, la compuso, según las malas lenguas, en solo dos horas, tras llegar a casa después de visitar unos cuantos bares y discutir con la que entonces era su mujer y compañera de grupo. No contento con utilizarla como musa para narrar una crisis matrimonial en forma de canción, hizo cantarla a Agnetha para el disco y en los sucesivos conciertos. Se tomó, la solista, el trabajo bien en serio y su interpretación se ha hecho un hueco en los anales de la música. Contemporizando, además, con la ruptura de los otros dos miembros del grupo.

Y aunque la canción nombre al ganador, su letra es protagonizada por aquel que pierde el amor y lo describe, desgarradoramente, al detalle, con las emociones propias del que sufre cuando la relación se ha acabado y ese amor se va con otra persona. Ese otro, ese es el ganador, y de ahí el título: como en un paralelismo con los juegos de cartas y el admirado arte de la seducción. Mientras, la protagonista de la canción (aunque la escribió Björn, lo hizo como si fuera el punto de vista de Agnetha) queda desolada y descolocada, sin saber dónde se equivocó y qué podría haber hecho mejor, si fue idiota al intentar seguir las reglas (“…but I was a fool / playing by the rules…”), siguiendo con el citado paralelismo, y añade que ya nada puede hacer y ha jugado ya todas sus cartas (“…nothing more to say / no more ace to play…”).

El tema es un compendio de sensaciones que se viven durante el duelo por perder un amor. Desde la necesidad de parecer sereno (“…And I understand / You've come to shake my hand…”) hasta la necesidad de reconocimiento de haber sido el verdadero amor (“...But tell me / Does she kiss like I used to kiss you? / Does it feel the same / When she calls your name?...”), pasando por la posibilidad de volverá estar juntos.

La canción, gracias a su popularidad, ha engendrado diferentes versiones, con desigual éxito y trascendencia. Mientras que la de Il Divo ha pasado sin demasiada pena ni gloria, 'Bravo, tu as gagné' de la cantante Mireille Mathieu tradujo al idioma galo la canción y le imprimió un todavía mayor, si cabe, dramatismo en su interpretación; muy recomendable (o no) para un triste domingo lluvioso con el corazón roto.

Por supuesto, en todos los musicales y la película Mamma Mia también podremos disfrutar de versiones de este tema: en la cinematográfica, cantada por Meryl Streep; en el musical español de hace algunos años, por Nina. En dichos productos, sea dicho de paso, se nota la mano de los componentes masculinos de ABBA como productores, ya que no todas las ocasiones en que se versionan sus canciones sin la supervisión de miembros del grupo se puede separar la interpretación del ridículo, véase por ejemplo, el caso de las Sugababes.

Más allá de anécdotas y versiones, al final, nos queda la canción. No importa cuántas veces se escuche: sobrecoge igual la primera que la última. Del grupo de los grandes éxitos, la canción de los grandes sentimientos. No pasa el tiempo para este tema: tantas rupturas vengan como vigente estará la canción. Y, al final, como siempre, el ganador se lo llevará todo.

Noticias relacionadas