barra head

Miles de Euros y +4 años para cambiar de género en Alemania

QUIZÁ NECESITEN REFORMAR SU "LEY TRANSEXUAL"

La mujer trans fue juzgada por su maquillaje antes de que se le permitiera cambiar de género legalmente. Ahora quiere que la ley cambie para mejor

Los activistas trans de Alemania quieren que se reforme la "arcaica" ley de reconocimiento de género para que se pueda cambiar el género legal mediante un proceso de autodeclaración.

El proceso actual, que lleva 40 años en vigor, obliga a las personas trans de Alemania a someterse a un proceso largo, costoso y burocrático para cambiar su género y su nombre legal, y los defensores de la causa dicen que la reforma es necesaria desde hace mucho tiempo.

La activista trans, Felicia Rolletschke, de 26 años, comenzó a cambiar su nombre legal y su género en 2015; el proceso duró tres años en total y le costó varios miles de euros.

"Es realmente una molestia y un inconveniente cambiar tu nombre legal y tu género"

"A finales de 2015, antes de que saliera bien, encontré un buen terapeuta", dijo Felicia. "Entonces acordamos que debería comenzar el papeleo para el tribunal para cambiar mi nombre, incluso antes de que empezara la terapia hormonal y la cirugía". Pero para poder comenzar ese proceso, necesitaba pagar 1.600 euros

"No debería ser un requisito tener suficiente dinero para cambiar tu nombre legal."

Tras una primera audiencia ante un juez, Felicia tuvo que pagar a dos psicólogos de oficio para que la evaluaran.

"Mis dos evaluaciones tomaron dos horas cada una, cuatro horas en total. Son evaluaciones psicológicas en las que se habla de toda la historia de tu vida. Preguntan sobre experiencias sexuales, orientación sexual, fetiches, estructuras familiares. Abarcaron muchos temas que no eran relevantes para el género", dijo.

"Juzgaron lo bien que se aplicaba mi maquillaje. También notaron que crucé las piernas cuando me senté", dijo. "Y juzgaron mi orientación sexual. Por ejemplo, si eres una mujer trans+ y te interesan los hombres exclusivamente, eso significa puntos extra."

"Se sentía como si vinieran de un lugar de patologización. Parecen creer que ser trans es una enfermedad mental".

La Organización Mundial de la Salud eliminó a los transexuales de su lista de trastornos mentales en mayo de 2019.

La "ley de los transexuales" de Alemania

La reforma de la llamada "ley transexual" de Alemania está sobre la mesa, con dos nuevos proyectos de ley actualmente en el parlamento alemán que introducirían una nueva ley de autodeclaración, o Selbstbestimmungsgesetz.

El último proyecto de ley fue presentado por los Verdes en junio de 2020, y vería un simple sistema de autodeclaración reemplazar el proceso actual, lo que significa que "todas las personas podrían presentar una declaración sobre la indicación del género y el uso de su nombre de pila en una oficina de registro". La autodeclaración eliminaría el requisito de que las personas trans se sometan a una evaluación psicológica antes de cambiar su nombre o género.

Un segundo proyecto de ley similar fue presentado por el Partido Democrático Libre. Ambos proyectos de ley concederían la autodeclaración a las personas mayores de 14 años, y ambos fueron discutidos en una audiencia especial del parlamento alemán en noviembre en la que un panel de expertos estuvo de acuerdo en su mayoría -con la excepción de un médico- en la necesidad de la reforma.

La ley alemana sobre el reconocimiento de género ha sido actualizada anteriormente - en 2017, los legisladores aprobaron planes para introducir una tercera opción de género en los documentos oficiales. Esto siguió a un cambio en 2011, antes del cual se exigía a las personas trans que fueran "permanentemente infértiles" y que se sometieran "a una cirugía que haya cambiado sus características sexuales externas y que haya resultado en una clara aproximación de la apariencia de la persona a la del otro sexo" para ser reconocidas legalmente en Alemania.

La introducción de la autodeclaración de género pondría a Alemania en consonancia con muchos otros países europeos, entre ellos Malta, Dinamarca, Bélgica, Luxemburgo, Irlanda, Islandia, Suecia, Noruega y Portugal, que, desde una decisión del Consejo de Europa de 2015, han introducido sus propias versiones de reconocimiento jurídico del género basadas en la autodeterminación.

Noticias relacionadas