barra head

Israel desclasifica el ser trans como un trastorno mental

ES UN PASO IMPORTANTE Y SIGNIFICATIVO PARA LA COMUNIDAD

Israel desclasifica el ser trans como un trastorno mental en

Dos años después de la Organización Mundial de la Salud y 11 años después de Francia, Israel ha aceptado finalmente que ser trans no es un trastorno mental.

Las nuevas directrices, redactadas por el Ministerio de Salud de Israel tras tres años de consultas con organizaciones de LGBT+ y de personas trans, establecen cómo deben tratar los hospitales y centros de salud a las personas transgénero.

En la orientación se establece que los hospitales y los centros de atención de la salud deben contar con al menos un funcionario capacitado en la concienciación de los transexuales, utilizar los pronombres correctos de una persona transexual independientemente de su género en sus documentos oficiales y proporcionar instalaciones unisex cuando sea posible, permitiendo al mismo tiempo que las personas transexuales utilicen los espacios de género de acuerdo con su identidad de género.

Los ministros también observaron que la llamada terapia de conversión que trata de cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona no tiene ningún fundamento ético ni profesional, y que confirma que ser trans no es un trastorno psicológico.

"Las personas transgénero, o personas del espectro trans, es un término general que se utiliza para describir a las personas que abarcan un amplio espectro de identidades de género, distinto del que se les identificó y registró al nacer", dice la guía, según Haaretz.

"Las personas de este grupo de población corren un alto riesgo de sufrir violencia física y verbal, discriminación en el empleo y falta de acceso a los recursos públicos, siendo tratados como marginados sociales, lo que puede empeorar la angustia psicológica y llevar a la susceptibilidad a una alta tasa de enfermedad en relación con el resto de la población", continúan las directrices.

"Esto es particularmente notable cuando se trata de la salud mental".

Ella Amest, codirectora general del grupo de defensa de las personas trans Ma'avarim, dijo que las nuevas directrices son "un paso importante y significativo para la comunidad y para el sistema de salud".

"Muchos de nosotros requerimos servicios psicológicos debido a nuestros enfrentamientos con la transfobia, más allá de las razones más comunes que experimenta el resto de la población, pero el sistema no siempre sabe cómo tratarnos", dijo Amest.

Añadió: "Las directrices proporcionan a los que trabajan sobre el terreno herramientas sustantivas y claras y apoyo desde arriba. Esperamos que cada vez más servicios públicos adopten este proceso y formulen directrices similares junto con las organizaciones del espectro trans".

La nueva orientación sobre la forma de tratar a las personas trans en los centros de atención de salud sigue las recomendaciones conjuntas, formuladas en diciembre de 2020, de los Ministerios de Justicia y Bienestar Social, en las que se sugería la aplicación de reformas radicales de los derechos de las personas trans en Israel.

El conjunto de nuevas políticas se enmarca dentro de sus esfuerzos continuos por hacer frente a los "agotadores, frustrantes y burocráticos" obstáculos a los que se enfrentan las personas trans al actualizar su nombre legal o su género.

La fiscal general adjunta Dina Zilber y el director general adjunto del Ministerio de Asuntos Sociales Avi Motola escribieron en un informe provisional que los marcadores de género y los nombres en los documentos emitidos por el gobierno deberían poder cambiarse mediante autodeclaración.

La política, informó Haaretz, haría que las declaraciones de los ciudadanos transexuales fueran autenticadas por un abogado o la Oficina del Administrador General. Los documentos y formularios también deberían proporcionar una tercera opción de género, "otro", aconsejaron.

¬ŅY t√ļ que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas