barra head

España impondrá multas masivas a quienes ofrezcan terapias de conversión

EN EL REINO UNIDO, BORIS JOHNSON SE QUEDA CALLADO

España impondrá multas masivas a quienes ofrezcan terapias de conversión. En el Reino Unido, Boris Johnson se queda callado.

España ha anunciado propuestas para imponer multas de hasta 150.000 euros a quienes sean descubiertos promoviendo la terapia de conversión en el país.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, defendió la legislación. Montero explicó que la ley se encuentra en fase de borrador y abarca una serie de medidas que incluyen leyes específicas sobre la violencia intragénero en las parejas del mismo sexo y multas para quienes sean descubiertos promoviendo la terapia de conversión.

El proyecto define la conversión como "la práctica de métodos, programas y terapias de aversión, conversión o contracondicionamiento" destinados a modificar o cambiar la orientación sexual, la identidad de género o la expresión de género de una persona.

Montero debatirá las propuestas que también incluyen multas de hasta 10.000 euros para los profesionales o empresas que hayan discriminado a alguien por su orientación sexual, identidad de género, expresión de género o características sexuales.

También se espera que las nuevas leyes protejan a las personas intersexuales o a aquellas "que no se corresponden con las nociones socialmente establecidas de cuerpos masculinos o femeninos". La ley prohibirá las operaciones de "modificación genital" en los recién nacidos intersexuales, "salvo en los casos en que las indicaciones médicas exijan lo contrario" para proteger su salud.

En España, los padres pueden solicitar que el sexo del bebé "aparezca en blanco" en el registro civil durante un periodo máximo de un año.

España también permitirá cambiar de sexo sin consulta médica

La noticia llega cuando el gobierno español ha anunciado que permitirá a las personas cambiar de género sin tener que pasar por una consulta médica o recibir un diagnóstico formal de disforia de género.

La "Ley Trans" tendrá su primera lectura en el parlamento español este mes. Permitirá a los mayores de 16 años modificar su género en los documentos oficiales de identidad, que tendrán las opciones de masculino, femenino o no binario.

Desde 2007, España permite a las personas cambiar de género sin necesidad de someterse a una cirugía de reasignación de género, pero las personas deben tener pruebas de que tienen un diagnóstico de disforia de género.

Los menores también podrán tomar bloqueadores hormonales al inicio de la pubertad. Las leyes actuales implican que los menores solo pueden tomar bloqueadores hormonales cuando llegan a la pubertad, y deben tener el consentimiento de los padres.

Mientras tanto, en el Reino Unido, todavía no hay ninguna ley que impida la terapia de conversión

El gobierno ha prometido repetidamente prohibir esta práctica traumática, pero la terapia de conversión sigue siendo una realidad en todo el Reino Unido. El primer ministro Boris Johnson dijo en julio que la práctica era "absolutamente aborrecible" y que "no tiene cabida en este país". Sin embargo, el gobierno no ha publicado los detalles de la prohibición, afirmando que ha encargado una investigación y que esbozará sus planes "a su debido tiempo".

Alicia Kearns, diputada tory por Rutland y Melton, reafirmó el compromiso de su partido de prohibir esta práctica en un artículo para Politics Home . Ha insistido en que cualquier legislación debe prohibir también los intentos de cambiar la identidad de una persona trans.

Kearns explicó que en los últimos meses ha trabajado con 15 organizaciones de defensa del colectivo LGBT+ y ocho confesiones religiosas para elaborar una propuesta al gobierno sobre la prohibición de esta práctica. Dijo que las personas LGBT+ necesitan una "legislación específica" para hacer frente a la terapia de conversión para que los responsables puedan ser debidamente procesados.

En diciembre, más de 370 líderes religiosos de todo el mundo piden la prohibición de la terapia de conversión. Los firmantes de la declaración representan a las principales religiones del mundo y muchos de ellos son conocidos defensores del colectivo LGBT+. Entre ellos se encuentran el arzobispo sudafricano Desmond Tutu, el ex rabino jefe de Irlanda David Rosen, el obispo anglicano de Liverpool Paul Bayes y Mary McAleese, ex presidenta de Irlanda.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

8 votos

Noticias relacionadas