barra head

Stephen Fry insta a Boris Johnson a prohibir de una vez la terapia de conversi贸n

ESTA PR脕CTICA ES NOCIVA, CRUEL Y DESPRECIABLE

Stephen Fry insta a Boris Johnson a prohibir de una vez por todas la

Stephen Fry ha instado a Boris Johnson a que prohíba la terapia de conversión, calificando esta práctica nociva de "cruel" y "despreciable".

La estrella de It's a Sin ha unido sus fuerzas con el pionero activista de los derechos LGBT+ Peter Tatchell para pedir al gobierno del Reino Unido que deje de dar largas y prohíba esta aborrecible práctica.

Fry y Tatchell lanzaron el lunes (8 de febrero) la campaña "Stop Dithering". Como parte de la nueva campaña, piden a los ciudadanos que firmen una petición que se entregará al gobierno en la que se pide que se prohíba este proceso pseudocientífico.

"Cualquier intento de cambiar la orientación sexual o la identidad de género de una persona no es ético", dijo Fry en un comunicado.

"Les insto a que firmen esta petición y pidan al gobierno del Reino Unido que actúe rápidamente para cumplir su promesa de hacer ilegal esta práctica cruel, despectiva y perjudicial", añadió.

Por su parte, Peter Tatchell afirmó que la terapia de conversión es "inmoral, ineficaz y perjudicial".

"A nadie se le debe decir que su orientación sexual o identidad de género es algo defectuoso y que requiere un cambio.

"La práctica se basa en la suposición intolerante de que ser lesbiana, gay, bisexual o trans es un defecto o una enfermedad que puede "curarse".

"Los tratamientos de conversión LGBT+ son perjudiciales y están desacreditados. Han sido condenados por las principales organizaciones médicas, psicológicas y de asesoramiento del Reino Unido. Los intentos de avergonzar o presionar a una persona para que niegue una parte fundamental de lo que es pueden tener un impacto devastador en su salud mental y su bienestar."

Stephen Fry y Peter Tathcell quieren que Boris Johnson prohíba la terapia de conversión de una vez por todas

Tatchell quiere arremeter contra el gobierno por su incapacidad para prohibir esta práctica traumática, señalando que Alemania, algunos estados de EE.UU. y partes de Australia han conseguido introducir legislación para poner fin a la terapia de conversión.

"Mientras Boris Johnson y Liz Truss procrastinan, la gente sigue sufriendo como resultado de esta práctica charlatana, que se ha relacionado con la ansiedad, la depresión y las autolesiones".

El gobierno del Reino Unido se comprometió por primera vez a prohibir la terapia de conversión en julio de 2018 - pero más de dos años después, la práctica sigue siendo legal.

Truss, la ministra de Igualdad del gobierno, dijo que "presentaría planes" para prohibir la terapia de conversión en junio de 2020, y en julio, Johnson dijo que la práctica "no tiene lugar en una sociedad civilizada".

A pesar de ello, posteriormente afirmaron que el gobierno tendría que hacer más investigaciones antes de prohibir la terapia de conversión, y ésta sigue siendo legal en todo el Reino Unido.

Esta práctica ha sido condenada por diversos organismos sanitarios y psiquiátricos de todo el mundo, como la Asociación Americana de Psiquiatría, el Colegio Americano de Médicos y la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y Adolescente.

Una encuesta realizada por la Fundación Ozanne en 2019 descubrió que uno de cada cinco supervivientes de la terapia de conversión en el Reino Unido intentó suicidarse más tarde, mientras que dos de cada cinco dijeron haber tenido pensamientos suicidas después de someterse a esta práctica dañina.

Por otra parte, menos de un tercio de los encuestados afirma haber pasado a "llevar una vida feliz y plena".

驴Te gusta? 隆Punt煤alo!

10 votos

Noticias relacionadas