barra head

TecnologĂ­a para la tolerancia

DÍA INTERNACIONAL PARA LA TOLERANCIA

Los avances tecnológicos de las últimas décadas han cambiado nuestra vida. Ahora si tienes conexión a internet, estás comunicado con el mundo y puedes hacer prácticamente de todo. Puedes escuchar música ilimitada desde cualquier parte gracias, por ejemplo, a Spotify. Puedes disfrutar de infinitas horas de cine y series con Netflix, HBO o Amazon Prime. Puedes bucear entre vídeos de Youtube y rescatar alguna joya del pasado, una entrevista inédita o una actuación de tu grupo favorito. Si lo tuyo son los juegos, puedes incluso experimentar partidas con jugadores de cualquier parte del mundo. Así puedes hacerlo si te unes a juegos archiconocidos y de moda, como Among Us o Fortnite, o si te van los clásicos juegos de casino actualizados. En plataformas como VSO, podrás participar en juegos como Baccarat, Blackjack o la ruleta, mesas en directo, con crupier en persona y la mejor atención personalizada sin moverte del sofa. Asimismo, puedes ligar, con aplicaciones como Grindr, comprar online y hasta montar tu propio negocio.

Los progresos tecnológicos de los últimos años han posibilitado todo esto pero, sobre todo, han ayudado a la comunicación entre personas, una comunicación que ahora es global y directa, lo que ha sido especialmente beneficioso para muchos colectivos, como es el caso del colectivo LGTB+, pues ha colaborado a crear lazos y redes de activismo y ha proporcionado visibilidad y medios para difundir un mensaje de tolerancia, informar y normalizar.

Pero no solo eso. Gracias a estas innovaciones tecnológicas, y más precisamente, a la tecnología face replacement (de sustitución de rostro) y 3D, la plataforma Héroes de Hoy ha logrado devolver momentáneamente a la vida a Julio Zúñiga, futbolista y activista gay mexicano que murió asesinado, víctima de un crimen de odio por su condición sexual, en México en 2017.

Para resucitar un rato a Zúñiga, primero han tenido que extraer los datos faciales del activista a partir de material audiovisual disponible, antes de diseñar un modelo digital mediante las herramientas que proporciona la Inteligencia Artificial (IA).

Esta imagen digital fue posteriormente superpuesta a la cara del actor que interpreta a Zúñiga, también captada desde diversos ángulos y con distintas expresiones. Esta fusión entre las dos imágenes habría de resultar en la imagen final deseada pero, en este caso, no se lograba una imagen de calidad suficiente. Por todo ello, se vieron forzados a usar un modelo de cara 3D y, con un minucioso trabajo de iluminación, integraron esta imagen en la película.

Devolver la vida a Zúñiga fue un trabajo que llevó al equipo un total de tres meses de duro trabajo. El propósito era incluir al activista en el cortometraje titulado Intolerance is still there que retrata los disturbios acaecidos en el pub Stonewall Inn de Nueva York en 1969, aunque él nunca estuvo allí.

La pieza se estrenó el pasado 16 de noviembre a propósito del Día Internacional para la Tolerancia y, desde entonces, los medios se han hecho eco de la propuesta impulsada desde LaLiga, Bankia, Iberia o Telepizza, entre otras.

La tolerancia aún es deseada, aún se necesita. Sin embargo, aunque aún queda mucho por hacer, bien parece que poco a poco empiezan a notarse los resultados de los esfuerzos del activismo LGTB+ en Internet. Por poner un ejemplo, como analizan en “El Diario”, cuando las hermanas Wachowski, creadoras de la saga Matrix, declararon que eran transgénero y que los nombres que las identificaban eran Lana y Lilly, desde webs como Filmaffinity o Wikipedia no respondieron con celeridad. Se demoraron en cambiar los nombres de las hermanas y durante un largo tiempo no fueron reconocidas por los nombres que las identificaban en estas plataformas.

Por el contrario, no ha sucedido lo mismo en el caso de Elliott Page. Ellen Page (Juno, Origen) expresó abiertamente hace pocos meses en su cuenta de Twitter: “Hola amigos. Quiero compartir con vosotros que soy trans, que mis pronombres son he/they y que mi nombre es Elliot”. Y cuando esto sucedió, las mismas webs arriba citadas modificaron sus datos en cuestión de pocas horas. Parece que aprendieron de su error pasado. Sin duda, esta rápida respuesta arroja un rayo de esperanza. Esperemos que internet y las tecnologías sigan ayudándonos a extender la tolerancia a lo largo y ancho del mundo.

 

CategorĂ­as:

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas