barra head

Las c√°rceles son el infierno de las personas LGTB+

EN INGLATERRA Y ESCOCIA SE HA ESTUDIADO ESAT SITUACI√ďN

Las cárceles son

Las cárceles de Inglaterra y Escocia son "lugares traumatizantes, rígidos y a menudo peligrosos" para los reclusos LGBT+, según una investigación.

Un informe de la Universidad de Dundee titulado LGBT+ people in prisons: Experiencias en Inglaterra y Escocia, utilizó entrevistas y grupos de discusión con más de 60 funcionarios de prisiones y reclusos LGBT+ para "examinar cómo las actitudes individuales y las interacciones sociales, así como las políticas y estructuras institucionales en las prisiones inglesas y escocesas, podrían estar moldeadas por la discriminación y la falta de comprensión, y cómo esto influye en las experiencias de las personas LGBT+ en custodia".

Los investigadores descubrieron que la discriminación y la violencia contra los reclusos LGBT+ "a menudo se resolvía segregando al individuo afectado para su propia protección".

Sin embargo, estas medidas dejaron a los reclusos LGBT+ efectivamente castigados por el odio de otros hacia ellos.

"Independientemente de las afirmaciones de los directores y administradores de las prisiones de que están actuando en el mejor interés de la persona LGBT+", dijeron los investigadores, "la realidad de la experiencia de la persona es que está siendo castigada por su identidad, y esto tiene un efecto escalofriante tanto en su voluntad de revelar cualquier cosa sobre sí misma como en su salud mental en general."

Por desgracia, añadieron, la segregación de los presos LGBT+ era mucho más rentable que cambiar la "cultura subyacente de toda una institución".

El informe también señala que existe una falta de apoyo a los presos LGBT+ en cuestiones relacionadas con su condición de tales, lo que se debe en parte a la falta de conocimientos sobre cuestiones LGBT+ entre el personal.

Sin embargo, un recluso trans dijo a los investigadores: "Creo que la gestión es sólo un pequeño problema. Creo que el mayor problema es la forma en que está configurado el sistema penitenciario, que no está preparado para apoyar a los presos LGBT+ como una unidad independiente. Está preparado para apoyarlos casi a medias, como: 'Sí, vale, sabemos lo que eres, pero no nos importa'".

Cuando se disponía de apoyo en las prisiones, normalmente lo proporcionaban otros reclusos LGBT+ como representantes dentro de sus prisiones.

Sin embargo, muchos de los que desempeñan esas funciones no se sentían preparados para la responsabilidad, y uno de los reclusos dijo: "No diría que soy un experto, pero parecen creer que lo soy, me tienen apoyando a todas esas mujeres y hombres trans en otras cárceles".

Los investigadores reclaman una reforma generalizada, insistiendo en que las necesidades de los reclusos LGBT+ deben tenerse en cuenta e incorporarse a todos los elementos de la vida penitenciaria.

Según el Dr. Fernando Fernandes, coautor del informe: "A pesar de un buen marco político, nuestra investigación muestra que las prisiones son lugares intrínsecamente traumatizantes, rígidos y a menudo peligrosos, en particular para aquellos que se identifican como LGBT+, ya que estas necesidades a menudo se ignoran o se minimizan.

"Esto se debe a la falta de comprensión generalizada y a una cultura institucional que no está preparada para dar cabida a las necesidades LGBT+ en su agenda y en sus prácticas cotidianas. Para abordar esta cuestión es necesario desarrollar enfoques de aprendizaje sistemáticos y reflexivos en los que todo el sistema incorpore los derechos y las necesidades LGBT+ a la práctica diaria. En los casos en los que la privación de libertad es el último recurso, las prisiones tienen que estar preparadas para entender la igualdad y la diversidad para proporcionar el apoyo necesario a las personas LGBT+, incluyendo su derecho fundamental a ser ellos mismos y a no ser penalizados por ello."

¬ŅTe gusta? ¬°Punt√ļalo!

14 votos

Noticias relacionadas