barra head

Consejos para un depilado sin dolor

UNA SERIE DE TRUCOS PARA QUE LA DEPILACIÓN NO SE CONVIERTA EN UNA EXPERIENCIA TRAUMÁTICA, SINO EN ALGO FÁCIL Y RÁPIDO.

Depilarse sin dolor suena a auténtica utopía, pero lo cierto es que es algo que se puede conseguir. Existen métodos, pautas y muchos trucos que, bien aplicados, pueden hacer que hasta el pelo más rebelde salga con más facilidad.

No hay una fórmula mágica para acabar con el dolor, te lo adelantamos, pero sí que existen algunas alternativas y soluciones que te pueden ayudar muchísimo en este aspecto. Para empezar, puedes apostar por la depilación láser con cualquiera de las máquinas que recomiendan en depilafacil.

Esa es la vía menos dolorosa de todas, pero lo cierto es que, si no puedes dar el salto a este tipo de depiladoras, también hay otras cosas que te pueden ayudar. Te las explicamos sin problema.

Los mejores trucos para acabar con el dolor en la depilación

Una serie de recomendaciones, de trucos, de consejos que te aseguramos que harán que el dolor desaparezca o, al menos, sea mucho menos intenso que de normal. La depilación es un proceso delicado y, para muchas personas, algo que evitarían por todos los medios por todo lo que causa.

Porque sí, eliminas el vello de la piel, pero lo extraes directamente, con todo lo que eso conlleva. No te preocupes, estas recomendaciones que te traemos van a hacer que esa depilación no sea tan molesta y la puedas llevar mucho mejor.

Primero, un baño caliente

Darse un baño caliente antes de empezar el proceso de depilación no es aconsejable, es obligatorio si no quieres que se convierta en un tormento de dolor. No solo por relajarte antes de que empiece la faena, sino por lo que ocurre en la piel al estar en contacto con el agua caliente.

Los poros se dilatan y, por lo tanto, es más fácil extraer el vello. Además de eso, al ablandarse esta, al pelo también le cuesta más agarrarse. El dolor se reduce considerablemente. Aunque, como ya hemos dicho, esto es solo una parte de todo el ritual.

Aplica frío en la zona depilada

Has terminado de depilarte y tienes la piel bastante afectada. No hay nada como el frío para que se relaje. Piensa en una lesión y en cómo se coloca hielo para reducir la inflamación. Pues aquí es exactamente lo mismo.

Si tienes alguna zona más irritada o, simplemente, dolorida, no dudes en colocar un trapo con algunos cubitos de hielo dentro. Eso sí, que no se te ocurra aplicar el frío antes de depilarte. Si lo haces, la piel se endereza, los poros se cierran y el dolor es mucho más grande al hacer la depilación. Mejor, déjalo para más tarde.

El milagro de la lavanda y el aceite de almendra

Un curioso cóctel de componentes que hace mucho por tu piel y por los dolores. Coge aceite de almendra y aceite de lavanda y tenlos muy cerca cuando te vayas a depilar, porque no te imaginas cuánto te van a ayudar.

Depílate y, cuando termines, aplica ambos aceites sobre toda la piel donde hayas eliminado el vello. Gracias a esta combinación, no solo verás cómo el dolor se calma considerablemente, sino que también se reducirá considerablemente el enrojecimiento que pudiera haber en esta.

Mejor, usa ropa suelta

La ropa ceñida es ideal para marcar formas y para presumir de cuerpo, pero es la peor enemiga que puedes tener si te acabas de depilar. Ya has castigado bastante a tu piel eliminando el vello de raíz, no la machaques más todavía aplicando una tela directamente sobre ella y apretando.

Si usas ropa apretada, lo mejor que vas a conseguir es que la piel se irrite más todavía y que haya muchos pelos que no puedan salir bien. Estos se enquistan y se convierten en molestos granos que después tendrás que romper, lo que hará el proceso todavía más doloroso si cabe.

Si te depilas, no bebas

Hay quien piensa que las experiencias difíciles son más llevaderas con un par de copas encima. Pero te lo advertimos ya: que no se te ocurra tomar alcohol durante todo el día anterior a la depilación o, al menos, durante la noche anterior a esta.

Si lo haces, ten por seguro que tu piel estará más seca, ya que es uno de los efectos del alcohol. ¿Y qué ocurre cuando depilas una piel seca? Que es mucho más difícil, que el vello agarra mejor y que, al final, el dolor y las irritaciones aumentan considerablemente. Debes evitar esto por todos los medios.

¿Has tomado nota de todo? Ahora queda una última cosa que decirte, y no es más que debes aplicar todo esto. Sigue estas indicaciones y combínalas a ser posible para hacer que el proceso de depilación evite el dolor.

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

7 votos

Noticias relacionadas