barra head

Reino Unido prohibirá la terapia de conversión

HOY SE ANUNCIARÁ DURANTE EL DISCURSO DE LA REINA

El Gobierno anunciará finalmente la prohibición de las terapias de conversión en el discurso de la Reina

La prohibición de las terapias de conversión se anunciará en el Discurso de la Reina del martes (11 de mayo), según los periodistas de la ITV y la BBC.

La ITV informó de que los detalles concretos de la prohibición "todavía se están elaborando", y que el primer ministro Boris Johnson ha hecho de la prohibición de esta horrible práctica una "prioridad personal".

Jessica Parker, de la BBC, compartió en Twitter que era poco probable que el discurso de la Reina diera un plazo específico para la prohibición de la terapia de conversión y dijo que "se entiende que se lanzará una consulta antes de que se introduzca cualquier legislación".

Fuentes, dijo, han explicado que la "breve" consulta estudiará cómo "proteger" a profesionales como terapeutas y profesores, así como la libertad religiosa. Sin embargo, dijo, la prohibición cubrirá tanto la terapia de conversión de género como la de identidad sexual, y vendrá acompañada de un fondo de apoyo a las víctimas.

Nancy Kelley, directora general de Stonewall, dijo: "Acogemos con satisfacción la noticia de que se presentará una propuesta en el discurso de la Reina para introducir un proyecto de ley que prohíba la llamada "terapia de conversión".

"Cualquier práctica que pretenda convertir, curar, cambiar o anular la orientación sexual y/o la identidad de género de una persona es peligrosa y dañina y debe ser prohibida. Lo mismo ocurre con la promoción o publicidad de tales prácticas y con los intentos de sacar a una persona del país con el fin de someterla a la conversión.

"Esperamos ver en breve los detalles del proyecto de ley. El Gobierno del Reino Unido debe publicar un proyecto de ley completo y exhaustivo que prohíba las prácticas de conversión en todas sus formas, para todas las personas y en todos los entornos, incluidos los religiosos y los basados en la fe, y también debe proporcionar apoyo legal a las víctimas y los supervivientes. Instamos al Gobierno y al Parlamento del Reino Unido a que aprueben rápidamente una legislación que garantice que ninguna persona LGBTQIA+ corre el riesgo de sufrir graves daños por estas prácticas inhumanas y degradantes."

Han pasado ya casi tres años desde que los tories se comprometieron en 2018 a "erradicar" las terapias de conversión en el Reino Unido como parte de su Plan de Acción LGBT+, pero en este tiempo no se ha conseguido materializar la prohibición.

En marzo de este año, tres miembros del propio Panel Asesor LGBT+ del gobierno abandonaron sus cargos por la inacción del gobierno en el tema, acusando al partido conservador de crear un "ambiente hostil" para las personas LGBT+. En respuesta, Johnson afirmó que la prohibición era "técnicamente compleja".

La cristiana evangélica gay Jayne Ozanne, directora de la Fundación Ozanne y primera en abandonar el grupo asesor, dijo: "Aunque acojo con gran satisfacción la noticia de que finalmente habrá una prohibición, me preocupa que vayamos a tener aún más consultas.

"El gobierno simplemente tiene que proteger la vida de todas las personas LGBT+ haciendo lo que la ONU ha aconsejado y prohibiendo todas las formas de terapia de conversión, incluidas las prácticas religiosas. Han consultado lo suficiente, ahora es el momento de actuar y presentar una legislación que proteja a todos de este abuso inhumano y degradante".

Los activistas siguen temiendo que, aunque el gobierno prohíba las terapias de conversión, las exenciones para las instituciones religiosas permitan que la práctica continúe legalmente.

El mes pasado, Johnson dijo que la prohibición de la terapia de conversión en el Reino Unido no se aplicaría a los adultos que busquen "apoyo pastoral" en las iglesias mientras exploran su orientación sexual o identidad de género.

En una carta dirigida a la Alianza Evangélica, un grupo cristiano que representa a 3.500 iglesias de todo el Reino Unido y que afirma que la prohibición podría impedir que los cristianos evangélicos "busquen y reciban apoyo para vivir vidas castas", Johnson escribió: "Quiero asegurarles que me tomo muy en serio la libertad de expresión y la libertad de religión.

"Como el gobierno dejó claro en 2018, cuando nos comprometimos por primera vez a poner fin a la terapia de conversión, seguiremos permitiendo que los adultos reciban el apoyo pastoral adecuado (incluida la oración), en iglesias y otros entornos religiosos, en la exploración de su orientación sexual o identidad de género."

"Al igual que usted, no quiero que se criminalice al clero y a los miembros de la iglesia por una actividad normal no coercitiva", añadió.

El discurso de la Reina se pronunciará desde el trono de la Cámara de los Lores el martes entre las 11 y las 12.30 horas.

¿Y tú que opinas?

Nombre:

¿Te gusta? ¡Puntúalo!

18 votos

Noticias relacionadas