barra head

Italia rechaza el esfuerzo del Vaticano contra la ley LGTB+

EL COLECTIVO LGTB+ DE ITALIA LLEVA BUSCANDO MAYOR PROTECCIÓN LEGAL DURANTE AÑOS

Italia rechaza la injerencia del Vaticano en la ley contra la homofobia

El primer ministro italiano, Mario Draghi, ha rechazado los esfuerzos del Vaticano por interferir en la aprobación de una ley contra la discriminación.

Los grupos LGBT+ de Italia expresaron su indignación cuando se supo que el Vaticano había manifestado su oposición a la propuesta de ley, que ampliaría la protección contra la discriminación a las mujeres, las personas LGBT+ y los discapacitados.

En una carta dirigida al embajador italiano ante la Santa Sede, el ministro de Asuntos Exteriores del Vaticano, Paul Gallagher, afirmó que la ley -apodada Ley Zan por el político que la redactó- infringiría un tratado de 92 años de antigüedad entre el Vaticano e Italia.

Sin embargo, Draghi lanzó un firme reproche al Vaticano durante un discurso ante el Senado del país el miércoles (23 de junio).

"El nuestro es un Estado laico, no un Estado religioso", dijo Draghi, según Reuters.

Además, dijo a los políticos que Italia ya cuenta con controles y equilibrios para garantizar que las nuevas leyes cumplen con las obligaciones legales internacionales.

"Nuestro ordenamiento jurídico contiene todas las garantías para que las leyes respeten siempre los principios constitucionales y los compromisos internacionales, incluido el concordato con la Iglesia", añadió.

Roberto Fico, presidente de la Cámara Baja, también se opuso el miércoles a la intromisión del Vaticano, declarando a la emisora estatal RAI: "El Parlamento es soberano y no aceptará injerencias".

El Vaticano intentó intervenir después de que la ley antidiscriminación se paralizara en el Senado

Aunque el proyecto de ley fue aprobado por la Cámara Baja en noviembre de 2020, desde entonces se ha estancado en el Senado.

Arcigay, una organización italiana de defensa de los derechos LGBT+, declaró el martes (22 de junio) que el gobierno debe "defender los principios de laicidad que inspiran nuestra democracia".

"La tarea de nuestro país es proteger a los ciudadanos italianos de la violencia y la discriminación, y este deber, ante los ataques y la violencia que sufren a diario las personas LGBT+, no puede ser cuestionado por Estados extranjeros, y mucho menos por un Estado teocrático como el Vaticano", dijo Gabriele Piazzoni, secretario general de Arcigay.

El Vaticano fue condenado por otras organizaciones de derechos LGBT+, así como por un grupo ateo, por sus esfuerzos para impedir la aprobación de la ley.

La Iglesia católica se ha mantenido firme en su oposición a cualquier avance en los derechos LGBT+ a lo largo de los años, y sigue insistiendo en que la homosexualidad es "intrínsecamente desordenada".

La ya problemática relación del Vaticano con la comunidad LGBT+ entró en una crisis más profunda a principios de este año cuando prohibió las bendiciones para las parejas del mismo sexo.

1 Comentarios

Javier Valladolid Antoranz

June 28, 2021, 2:51 a.m.

¡Vaya! Parecía que el Papa Francisco era más progresista en temas LGTB+, pero veo que es mejor que se eche a un lado, que no contagie su homofobia a otros, y deje a los países respetar la homosexualidad y obtener la igualdad de derechos, la normalización y la libertad respetuosa.

¿Y tú que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas