barra head

Una entrenadora de golf trans sufre insultos mientras trabajaba

LOS ORGANIZADORES DEL OPEN CONDENAN LOS ABUSOS TRANSFĂ“BICOS

Una transfobia

Una entrenadora de golf que daba clases a los aficionados en un gran torneo se vio obligada a abandonar antes de tiempo por los insultos transfóbicos de los espectadores en un incidente "profundamente perturbador".

Alison Perkins estaba entrenando a los aficionados en una zona de espectadores durante el Open Championship, la competición de golf más antigua del mundo, cuando la multitud supuestamente le lanzó insultos transfóbicos.

Por ello, abandonó el torneo antes de tiempo y publicó en Internet que estaba "triste por abandonar antes de tiempo", pero que intentaba "sacar lo positivo de la semana, no lo negativo".

"Espero volver más fuerte algún día", dijo Perkins, que fue noticia a principios de este año por ser la primera mujer trans que compite en la clasificación regional del Open.

Los organizadores del Open condenan los abusos transfóbicos

Tanto la Asociación de Golfistas Profesionales (PGA), de la que Perkins es miembro profesional, como los organizadores del Open Británico le ofrecieron todo su apoyo y denunciaron los abusos y amenazas que había recibido en el torneo, celebrado en el Royal St George's de Kent (Reino Unido).

"Alison es un valioso miembro del equipo de Swingzone de la PGA y estamos profundamente perturbados al haber conocido el incidente a principios de esta semana", dijo la R&A en un comunicado.

"Nos pondremos en contacto con Alison para ofrecerle nuestro apoyo y dejarle claro que es muy bienvenida en el Open en el futuro. Creemos firmemente que el golf debe estar abierto a todos y deploramos cualquier tipo de comportamiento discriminatorio".

Los testigos afirman que Perkins fue acosada al final de su turno en la Swingzone. Al parecer, dijo que "no voy a entrar en detalles, pero fue suficiente para que me fuera".

Perkins declaró que su decisión de abandonar el Open antes de tiempo fue la correcta, ya que necesitaba "estar a salvo, mantener mi autoestima y gestionar el daño y el dolor que esto provoca a mi manera".

"En mi vida he tenido que luchar muchas veces para continuar mi camino para ser mejor yo, entrenador y golfista profesional... Esto no vale la pena la lucha", dijo Perkins.

Un comunicado de la PGA decía: "Se trata de un incidente muy angustioso y Alison cuenta con todo nuestro apoyo en este difícil momento. Alison ha sido un miembro integral del equipo de Swingzone impartiendo clases de golf gratuitas al público en general en el Open y ha contribuido enormemente a su éxito este año, así como en años anteriores. Es una entrenadora muy capacitada y dedicada y es respetada y admirada por sus colegas y golfistas por igual. El bienestar de nuestros socios es nuestro principal objetivo y seguiremos apoyando a Alison".

"Disfrutamos de una membresía diversa de más de 8.000 profesionales de la PGA, que deberían ser todos libres de trabajar sin miedo a la discriminación o los prejuicios".

CategorĂ­as:

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas