barra head

Un activista antigay pierde los papeles tras ver "Pray Away" de Netflix

"EL ANO NO ES UN Ă“RGANO SEXUAL; ES PARA HACER CACA"

El activista antigay no ha aparecido en demasiados titulares desde que se le negó la entrada en Canadá en 2014 por ser demasiado intolerante.

Pero el "Porno Pete" como algunos se refieren a él por su extraña obsesión por hablar de los detalles gráficos del sexo anal gay, ¡ha vuelto!

El hombre de 58 años acaba de publicar una mordaz crítica en dos partes del documental de Ryan Murphy en Netflix "Pray Away", que se estrenó hace semanas, calificándolo de "asalto manipulador" a los ex gays de todo el país.

Escribe:

Pray Away emplea la habitual gama de trucos de edición, prejuicios poco sutiles y entrevistas unilaterales para hacer valer su narrativa de la izquierda sexual de que la llamada "terapia de conversión" -el esfuerzo por cambiar la "orientación sexual" de los homosexuales- es cruel, cargada de peligro (incluso "mortal"), y merece ser prohibida por ley.

...Como veterano guerrero de la cultura conservadora que ha luchado contra los grandes activistas LGBTQ durante décadas, y que trabajó junto a varios de los entrevistados de Pray Away antes de que saltaran al lado oscuro, este documental fue muy duro de ver pero de especial interés para mí.

Continúa calificando el documental de "anticristiano hasta la médula" y de "desprestigio barato e intolerante" que no es más que otro ejemplo de "la corrupta condición de los medios de comunicación como brazo propagandístico del movimiento radical LGBTQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Maricas)".

La película es más o menos lo que se puede esperar de Netflix, que cultiva cuidadosamente su marca pro-LGBTQ y sexualmente atrevida. En 2019, justo a tiempo para la temporada navideña, Netflix emitió la película brasileña salvajemente anticristiana La primera tentación de Cristo, que se burla de Jesucristo como un homosexual en el armario. El año pasado, el estreno de Cuties por parte de Netflix suscitó la condena mundial por explotar sexualmente a niñas, aparentemente para denunciar la explotación de las niñas. Otra película de Netflix de 2020, Circus of Books, trataba con simpatía a los propietarios de una librería homosexual de West Hollywood, ya cerrada, que funcionaba también como tienda de porno gay.

Podríamos seguir, pero probablemente entiendas el punto.

Una cosa que queda muy clara en el discurso de casi 2.000 palabras de este señor es que está bastante al día de las últimas películas LGBTQ. De hecho, nos habíamos olvidado de La primera tentación de Cristo, pero tendremos que volver a verla porque ¿a quién no le gusta un Jesús gay?

Además de ser un crítico de cine aficionado, es el único miembro presidente del grupo de odio antigay Americans for Truth about Homosexuality. Vive en Ohio y está obsesionado con Pete Buttigieg, de quien dice que es un "falso" cristiano.

Mira el tráiler de Pray Away a continuación.

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas