barra head

El "queerbaiting" es perjudicial para toda la sociedad

驴POR QU脡 SE REALIZA ESTA PR脕CTICA?

El

Estás viendo una serie y, durante las dos primeras temporadas, parece que dos personajes femeninos están a punto de juntarse. Esperas a que ocurra. Y luego esperas un poco más. Y algo más. Finalmente, la serie termina, y lo que pensabas que iba a convertirse en un romance para las dos mujeres resulta ser sólo una relación platónica entre dos amigos heterosexuales, es decir, otro ejemplo clásico de queerbaiting.

Pero, ¿qué es exactamente el "queerbaiting"? ¿Y por qué se hace? Esto es lo que debes saber sobre esta táctica de cebo y engaño.

¿Qué es el queerbaiting?

El "queerbaiting" es "una táctica de marketing" que hace un guiño a la homosexualidad, pero que en realidad nunca la ofrece, explica a Health el doctor Ricky Hill, profesor asistente de investigación de la Facultad de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern y miembro del Instituto para la Salud y el Bienestar de las Minorías Sexuales y de Género.

En particular, esta práctica se da en los programas de televisión. Pero también puede ocurrir en el cine, la música, los libros y casi cualquier otro medio de comunicación. A través de las tramas, los personajes, las imágenes, las letras de las canciones, las publicaciones en las redes sociales y las respuestas a las entrevistas, un director, un autor, un escritor o un productor atraen al público LGBTQ+ con la promesa de que va a haber una representación positiva de los homosexuales (el cebo), pero luego esa representación nunca se cumple.

"Así que los espectadores -especialmente las personas queer- se sienten atraídos por la esperanza de ver posibilidades de sí mismos reflejadas en la pantalla o de escuchar eso en la música, y siempre se quedan esperando a que eso ocurra realmente", explica a Health la doctora Kim Hackford-Peer, presidenta asociada de la División de Estudios de Género de la Universidad de Utah.

He aquí un ejemplo popular de queerbaiting en la literatura y el cine: Harry Potter. Eran libros que "atraían a mucha gente queer porque eran diferentes, interesantes e imaginativos", dice Hackford-Peer. Después de la publicación de la serie, la autora J.K. Rowling anunció que Dumbledore era, de hecho, un personaje gay. Se insinuó que sus obras posteriores explorarían ese aspecto de su carácter, pero finalmente no se mencionó.

Y una nota importante: el "queerbaiting" no es sinónimo de mala representación: "Si hay una representación muy pobre de un personaje queer, la gente dice: 'Nos han hecho "queerbaiting"'. No, hay una persona queer real allí. Desgraciadamente, no es una buena [representación]", explica a Health Raina Deerwater, directora de investigación y análisis de entretenimiento de GLAAD.

Aunque el "queerbaiting" se considera más comúnmente como una táctica de los medios de comunicación y el entretenimiento, Hackford-Peer dice que la práctica puede hacerse también en otras esferas. El queerbaiting puede ser empleado por alguien que se presenta a un cargo político para conseguir más apoyo o participación en la campaña. El "queerbaiting" también puede ser utilizado por una comunidad o un sistema escolar para conseguir que la gente se traslade a un determinado lugar y envíe a sus hijos a una determinada escuela. Sea cual sea el uso que se haga del queerbaiting, existe la promesa de que la inclusión de la comunidad LGBTQ+ es y será atendida, pero luego esa promesa se desvanece una vez que el público objetivo ya ha sido atraído.

El concepto actual de "queerbaiting" es diferente del que solía ser, ya que el término ha evolucionado con el tiempo. En la década de 1950, Estados Unidos se encontraba en medio de lo que se conoció como el "miedo a la homosexualidad", cuando se consideraba que los ciudadanos estadounidenses homosexuales que trabajaban en puestos gubernamentales no eran de fiar y corrían el riesgo de ser despedidos. En consecuencia, las personas LGBTQ+ tenían que ocultar su sexualidad. Para identificar a los queer, la gente se hacía pasar por aliados y miembros de la comunidad LGBTQ+ y prometía ofrecer un espacio seguro, sólo para revelar los nombres de los que habían salido del armario, dice Hackford-Peer. Aunque el motivo del queerbaiting ha cambiado, siempre ha estado impregnado de promesas vacías.

¿Por qué se produce el "queerbaiting"?

El queerbaiting no sólo atrae al público LGBTQ+, sino también su dinero: "Se trata del capitalismo: queremos el dinero de los consumidores queer, pero no los representamos", dice Deerwater.

Según Deerwater, esta práctica fue especialmente importante entre principios y mediados de la década de 2010: "Todavía se consideraba un 'riesgo' incluir personajes y parejas homosexuales en programas populares", explica, "y por eso estos programas no representaban a la comunidad LGBTQ, sino que se burlaban de ella para seguir obteniendo números más altos y mantener una base de fans. Así que es como tener el pastel y comérselo también".

Pero estamos en 2021, y la inclusión de personajes LGBTQ+ en los medios de comunicación ya no es el "riesgo" que solía ser: "Podemos hacer que estas historias, y estas narrativas, y estas expresiones sean focales", dice Hill.

¿Es perjudicial el "queerbaiting"?

Sí, Hill recuerda haber visto la serie de televisión Xena: Warrior Princess cuando era una joven adolescente en los años 90, esperando que Xena y su "mejor amiga", Gabrielle, se convirtieran en una pareja oficial, como se aludía en la serie. Hill califica de "invalidante" esa experiencia de ser "queerbaited", y dice que "realmente te tira de la manta".

Aunque algunos podrían descartar la importancia de mostrar relaciones diferentes en los medios de comunicación, Hill argumenta que la visibilidad tiene mucho valor, y que el "queerbaiting" puede dañar la psique, un daño que merece la pena reconocer: "Cuando hablamos de comunidades que quizá no se ven reflejadas mucho, estas relaciones significan algo", dice Hill, "y no son simplemente personajes, son modelos de posibilidades. Y cuando te quitan esos modelos de posibilidad, es una pérdida".

Este tipo de tácticas de engaño agravan los problemas de salud mental, como la depresión y la ansiedad, a los que los homosexuales ya son más propensos a enfrentarse: "No verse nunca reflejado es otra forma de aislamiento social", explica Hill, "sabemos que el aislamiento social aumenta la depresión y la ansiedad, y esto tiene implicaciones biológicas muy reales".

El "queerbaiting" también puede continuar con la estigmatización de la comunidad LGBTQ+, ya que impide que la sociedad en su conjunto vea a "las personas LGBTQ como personas normales y corrientes que operan en una cultura en la que pueden llevar una vida feliz, sana y normal al aire libre", afirma Hill. Al provocar pero no mostrar nunca del todo la homosexualidad, los creadores de los medios de comunicación "dan a entender que hay algo que no merece ser realizado, que hay algo que no es válido en estas expresiones y estas identidades".

El "queerbaiting" es otra forma de "borrar, descartar o decir que no importamos en el mundo", señala Hackford-Peer.

¿Cómo se puede acabar con el "queerbaiting"?

La responsabilidad de no hacer "queerbait" recae sobre las empresas de medios de comunicación y los creadores. Cada año, GLAAD elabora sus informes Studio Responsibility Index y Where We Are in TV, que son análisis exhaustivos de la representación queer en el cine y la televisión, respectivamente. El informe sobre el cine reveló que 10 de las 44 películas que se estrenaron en 2020 tenían personajes LGBTQ+. El informe sobre la televisión reveló que había 360 personajes LGBTQ+ en programas de streaming, cable y televisión. Por lo tanto, la televisión se está moviendo más rápido que el cine cuando se trata de incluir la representación queer. Deerwater espera que los creadores vean el éxito de los programas que incluyen abiertamente la representación queer y empiecen a incluir personajes y argumentos queer.

Aunque depende de los creadores poner fin al queerbaiting, las personas que no están a cargo de la publicación de contenidos pueden tomar medidas para ayudar a detenerlo. En primer lugar, hay que familiarizarse con lo que es el "queerbaiting", empezar a prestarle atención y denunciarlo cuando se vea. Si alguien no entiende por qué el "queerbaiting" es un problema, o por qué la falta de representación es un problema, puedes simplemente tener una conversación agradable con tu amigo", dice.

Sé un consumidor consciente de los medios de comunicación: "Cuestiona por qué las personas queer no interpretan personajes queer. Si no hay personajes queer en tus programas favoritos, cuestiona eso. Piensa en quién está creando lo que estás viendo y sigue el dinero", dice Hill.

Una de las mejores cosas que puedes hacer para combatir el "queerbaiting", según Hill, es consumir arte creado por personas queer: Consumir arte creado por personas queer de verdad. "Vivimos en una época en la que tenemos a gente como Lil Nas X, que es, para mí, uno de los artistas queer más descarados que está ahí fuera creando algunas de las obras de arte queer más bonitas que no hay duda de que es queer".

Artistas como él pueden contribuir a la extinción del queerbaiting: "Para el queerbaiting, las estratagemas de marketing van a dejar de funcionar. Porque cuando tienes a gente como Lil Nas X controlando sus narrativas, no tenemos que depender de la complicidad", dice Hill. "Y creo que eso es un movimiento realmente emocionante".

Categor铆as:

1 Comentarios

Javier Valladolid Antoranz

Sept. 14, 2021, 12:55 p.m.

Estoy muy de acuerdo con que es un gran problema el queerbaiting (Y lo digo consciente de que, en mi caso, no tengo una necesidad de ver tramas LGTB+ en cada obra de ficci贸n para sentirme representado, aunque se agradece que haya cada vez m谩s tramas y pienso que, en materia de visibilidad bisexual masculina, vendr铆a bien una mayor visibilidad normalizadora. Y que, en "Con amor, V铆ctor", qued贸 un poco queerbaiting la historia de V铆ctor con Mia para decir que siempre ha sido gay), aunque tambi茅n hay que valorar tanto el momento hist贸rico social de la serie, si se hizo hace a帽os, como su ambientaci贸n y objetivos. No todas las series o pel铆culas se centran en el sexo o hablan de la orientaci贸n sexual de sus personajes. Y no todas las obras hist贸ricas dan pie a introducir tramas LGTB+, aunque hay, muchas veces, m谩s espacio hist贸rico del que podr铆amos pensar en cierta 茅pocas. Lo que hay que evitar es que lo hagan con queerbaiting o con una mala representaci贸n. Al mismo tiempo, si bien es positivo que las personas LGTB+ promuevan tramas queer y eviten el queerbaiting, no podemos olvidar que el gran avance ser铆a que todo el mundo, sea queer o no, sea LGTB+ o no lo sea, contribuyese a normalizar esas relaciones en lugar de hacer queerbaiting o malas representaciones del colectivo LGTB+.

驴Y t煤 que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas