barra head

Billie Eilish responde a las especulaciones sobre su sexualidad

"NO ES ASUNTO DE NADIE"

Billie Eilish responde a las especulaciones sobre su sexualidad:

Billie Eilish se ha encogido de hombros ante las obsesivas especulaciones sobre su sexualidad, insistiendo en que "no es asunto de nadie más" que de ella misma.

La sexualidad de la joven de 19 años fue objeto de un implacable escrutinio a principios de este año, cuando fue acusada de "queerbaiting" en el vídeo de su single "Lost Cause", que la muestra bailando y jugando en una fiesta de pijamas con un grupo de chicas.

La cantante respondió a las reacciones publicando una serie de fotos del vídeo en Instagram con la sencilla leyenda "Me encantan las chicas", lo que no hizo más que aumentar las especulaciones en la red.

En una nueva entrevista, Billie Eilish habló de la intensa obsesión por su sexualidad y se preguntó por qué no hay un enfoque similar en la vida sexual de las estrellas masculinas.

"Como, oh sí, eso es asunto de los demás, ¿verdad?", dijo. "No. ¿Dónde está esa energía con los hombres?"

Dijo que nunca invitó a que se centrara la atención en su vida personal y que al principio se vio sorprendida por el incesante bombardeo de críticas que conlleva estar en el punto de mira de la opinión pública.

"Sólo quise hacer una canción una vez, y luego seguí haciendo canciones. Nunca dije: 'Eh, prestad atención a mi vida'. Todos mis amigos saben que no quiero ver nada [de lo negativo]. Cuando la gente me envía algo mezquino, me duele el alma".

No es de extrañar que la estrella se sienta quemada en las redes sociales y que desee no tener que mantener una presencia online.

"Me da envidia la gente que no la tiene. Realmente me gustaría que hubiera una forma de evitarlo. Literalmente, borrar mi cuenta pero seguir teniendo contacto con los fans", admitió Eilish. "Quiero poder tener ambas cosas, pero no se puede".

Los constantes focos de la fama fueron en parte la razón por la que tomó la decisión de cambiar su característico pelo negro y verde a principios de este año.

"No podía ir a ningún sitio con ese pelo porque era obviamente yo. Quería permanecer en el anonimato", explica. "Fui a un parque con una amiga [después de ponerse rubia], y me dije: 'No, no puedo quitarme la capucha'.

"Pero mi amigo me dijo: 'No te preocupes: estás bien. No va a pasar nada'. Y me quité la capucha y me sentí como una persona nueva. No tenía el objetivo de 'Esto va a hacer que todo el mundo piense diferente de mí'. He tenido el pelo y las vibraciones de diferentes colores para todo lo que he hecho.

"Sigo siendo la misma persona. No soy sólo diferentes Barbies con diferentes cabezas".

¿Y tú que opinas?

Nombre:

Categorías:

Noticias relacionadas