barra head

Las personas transexuales también deben estar atentas a los signos del cáncer de mama

OCTUBRE ROSA

Octubre rosa: las personas transexuales también deben estar atentas a los signos del cáncer de mama

En octubre, los profesionales de la salud redoblan su atención al cáncer de mama a través de la campaña Octubre Rosa, destinada a concienciar a la sociedad de la importancia de prevenir y diagnosticar la enfermedad desde el inicio del cuadro clínico, cuando las posibilidades de éxito del tratamiento son exponencialmente mayores.

Aunque las acciones del periodo se dirigen al público femenino cisgénero, es importante destacar que los hombres y mujeres trans también pueden verse afectados por el diagnóstico, como alertan los directores del Centro Transgénero Brasil, José Carlos Martins Junior y Claudio Eduardo de Souza.

Cisgénero es una persona que se identifica con el género asignado al nacer. Transgénero es la persona que se identifica con otro género distinto al asignado o no se identifica con ningún género.

Según los especialistas, la incidencia en el público masculino es más rara. Sólo el 1% de los 65 mil casos descubiertos anualmente. Sin embargo, esto no exime al género de observar la aparición de síntomas.

"Como los hombres transexuales tienen glándulas mamarias y hormonas femeninas, aunque en pequeñas cantidades, también es importante vigilar sus pechos y observar cualquier alteración", explica el médico José Carlos Martins Junior, que recientemente celebró la marca de quinientas cirugías de afirmación de género realizadas en su clínica de Blumenau, Santa Catarina.

Un estudio publicado en 2019 por el Centro Médico Universitario de Ámsterdam identificó 19 diagnósticos de cáncer de mama entre 3.489 mujeres transgénero que participaron en la investigación. La mayoría de los casos, 15, se observaron en mujeres trans que toman hormonas femeninas durante largos periodos. Sólo cuatro eran hombres trans.

"En el caso de los hombres trans, que hacen la transición de mujer a hombre, el riesgo de cáncer de mama se reduce significativamente tras la extirpación de la mama, pero se siguen recomendando los exámenes clínicos anuales a partir de los 50 años", añade José Carlos.

En el caso de las mujeres en transición, el riesgo es mayor debido al uso de hormonas que inducen los cambios físicos. "Cada vez que la mujer trans utiliza la hormona estrógeno, empieza a tener un pecho y, a través de este pecho, empieza a tener riesgo de cáncer. Por lo tanto, necesita cuidarse como toda mujer", señala el otro socio del Centro Transgénero Brasil, Claudio Eduardo.

Octubre rosa: las personas transexuales también deben estar atentas a los signos del cáncer de mama

El profesional dice que nunca ha detectado un cáncer de mama en sus pacientes, pero eso no significa que no pueda ocurrir. "Nadie está libre de verse afectado por esta enfermedad, por lo que hay que alertar a la población trans sobre la prevención y el tratamiento del cáncer de mama, incluyendo a este público en las campañas educativas", argumenta.

Categorías:

¿Y tú que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas