barra head

El gobierno de Joe Biden niega adopciones a familias LGTB+

UN HOGAR INFANTIL LO HA DENUNCIADO

Un hogar infantil demanda al gobierno de Biden porque no quiere colocar a los niños con familias LGBT+

Un hogar infantil cristiano está demandando a la administración Biden porque no quiere colocar a los niños con familias LGBT+.

El Holston United Methodist Home for Children de Greeneville, Tennessee, es un hogar que se ocupa de los niños y les ayuda a encontrar familias adoptivas y de acogida.

Está afiliada a la Iglesia Metodista Unida, que considera que "la práctica de la homosexualidad es incompatible con las enseñanzas cristianas", y que "las relaciones sexuales sólo se afirman dentro del pacto del matrimonio monógamo y heterosexual".

En mayo, Joe Biden restableció las protecciones contra la discriminación de las personas LGBT+ en los servicios de salud y bienestar, después de que fueran cruelmente despojadas por Donald Trump.

Las protecciones significan que cualquier servicio que reciba financiación del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) del gobierno tiene prohibido discriminar por motivos de orientación sexual o identidad de género.

El mes pasado, el HHS anunció que iba a eliminar las exenciones que permitían la discriminación bajo el pretexto de la libertad religiosa.

Pero el Holston United Methodist Home for Children se empeña en discriminar a las familias homosexuales mientras sigue recibiendo fondos federales.

Según Newsweek, el hogar de niños presentó el jueves (2 de diciembre) una demanda ante el Tribunal de Distrito de EE.UU. para el Distrito Este de Tennessee, argumentando que las protecciones contra la discriminación violan su derecho a la libertad religiosa según la primera enmienda.

El hogar está representado por Alliance Defending Freedom (ADF), un grupo de odio anti-LGBT+ designado por el Southern Poverty Law Centre.

El abogado principal de la ADF, Matt Bowman, insistió en que "la administración Biden está actuando rápidamente para excluir a las agencias religiosas de los programas que proporcionan hogares amorosos a los niños necesitados", lo que, según dijo, "perjudica a los niños" y es "un ataque ilegal a la libertad religiosa".

Sin embargo, el Secretario de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, Xavier Becerra, nombrado en la demanda, ha dicho que está "comprometido" a asegurarse de que no se permitan exenciones religiosas cuando se trate de protecciones contra la discriminación.

Al anunciar la revocación de las exenciones, Becerra dijo en un comunicado: "El HHS reafirma su importante compromiso con los valores estadounidenses fundamentales: El HHS no aprobará el uso generalizado de exenciones religiosas contra cualquier persona o cheques en blanco para permitir la discriminación contra cualquier persona, incluyendo de manera importante a las personas LGBT+ en los programas financiados por los contribuyentes".

"Las exenciones son incompatibles con el objetivo fundamental del departamento de combatir la discriminación por motivos de religión, orientación sexual e identidad de género".

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas