barra head

Cosas que hacer en Buenos Aires

VIAJES GAYFRIENDLY

La capital de Argentina tiene 15,6 millones de habitantes y es una de las ciudades más multiculturales de Sudamérica. Buenos Aires está considerada con frecuencia como uno de los mejores lugares del mundo para vivir -a pesar de la inestabilidad política-, con una alta calidad de vida. Su fascinante historia y su riqueza cultural la hacen muy atractiva como destino turístico.

La ciudad combina una mezcla de influencias francesas e italianas para crear una cultura rica y única que se refleja en todos los aspectos de la vida en Buenos Aires. A menudo se describe como una ciudad con un "glamour desvanecido", su fortuna económica ha crecido y disminuido, pero tiene un verdadero encanto y carácter.

Buenos Aires tiene una compleja y tumultuosa historia moderna, caracterizada por la revolución política, la revuelta y la corrupción. Los principales problemas políticos de la ciudad empezaron a aparecer tras la elección del Presidente Juan Perón, un revolucionario socialista que se ganó el favor de las clases trabajadoras, pero que se enfrentó a una oposición masiva y finalmente a un golpe militar.

Buenos Aires no sólo es una ciudad gay-friendly, sino que también alberga las mayores celebraciones del orgullo de Sudamérica. La ciudad cuenta con una serie de bares y clubes gay repartidos por sus barrios y, en general, es segura para los viajeros LGBT+. Aunque Argentina es un país típicamente conservador y católico, al igual que muchas ciudades cosmopolitas, Buenos Aires acepta y acoge a personas de diversos orígenes.

Cosas que hacer en Buenos AiresMercado de San Telmo

Con su bulliciosa atmósfera, su variada mezcla de puestos y su variedad de olores y aromas, el Mercado de San Telmo es un tesoro de comida, antigüedades y mucho más. El mercado se inauguró en 1897 para atender las necesidades de la afluencia de inmigrantes europeos. Aunque los puestos originales han sido sustituidos y actualizados, gran parte de las características originales del mercado permanecen intactas, por lo que el edificio fue declarado monumento nacional en 2000.

El Mercado de San Telmo abre todos los días hasta la puesta de sol y los visitantes pueden comprar una gran variedad de productos y mercancías. La mayoría de los productos frescos del mercado son de gran calidad y suelen ser bastante asequibles.Bares gay en Buenos Aires

Argentina tiene la misma actitud de laissez-faire hacia las noches que gran parte del Mediterráneo, la cena tiende a comenzar alrededor de las 9 pm y la gente no sale hasta la medianoche. Aunque no hay un distrito gay oficial en Buenos Aires, Palermo es donde se encuentra la mayor concentración de bares y discotecas gay.

En Buenos Aires hay poca distinción entre bares y discotecas, ya que la mayoría de los bares de primera hora de la tarde se convierten en animadas discotecas a medida que avanza la noche. Los viajeros homosexuales también encontrarán que la ciudad tiene una variada gama de lugares de vida nocturna gay que atraerá a muchos gustos e intereses.

Para los mejores espectáculos drag de la ciudad, diríjase al Sitges Bar. El bar atrae a un público gay diverso y mixto que acude al local por el buen ambiente y el entretenimiento nocturno. Otro bar popular en la escena gay de Buenos Aires es Flux, un bar de moda en el sótano que es popular entre el público gay más joven de la ciudad y que regularmente acoge música en vivo de artistas locales LGBT+.

Cosas que hacer en Buenos AiresCasa Rosada

La Casa Presidencial y el edificio del gobierno es uno de los lugares más reconocibles y significativos de Buenos Aires y, con su llamativo exterior rosa, es difícil pasar por alto. La decisión de pintar el edificio más importante del país de color rosa se tomó para disipar las tensiones entre los dos principales partidos políticos de la época, cuyos colores oficiales eran el rojo y el blanco respectivamente.

La Casa Rosada se hizo mundialmente conocida en los años 40 y 50 cuando el presidente Juan Perón y la primera dama Eva Perón se dirigían a las masas desde el balcón frontal. Este discurso constituyó la base de la canción Don't Cry For Me Argentina.Tigre

Buenos Aires es grande y ajetreada, y a veces puede resultar abrumadora, pero la escapada perfecta es al cercano Tigre. Tigre es un paraíso ribereño de pequeñas islas y canales que originalmente se utilizaban para descargar la fruta que llegaba en barco. La zona es tranquila y pintoresca, y alberga muchos monumentos y atracciones históricas impresionantes, como el Museo de Arte de Tigre.

Para disfrutar al máximo de Tigre, debería considerar la posibilidad de lanzarse al agua en uno de los muchos cruceros que se realizan a diario. Tigre se encuentra al borde del Delta del Paraná, el quinto delta más grande del mundo y una zona de gran diversidad e importancia ecológica. Desde el agua, los viajeros pueden obtener una visión única e íntima de esta pequeña y encantadora ciudad.Teatro Colón

Considerado como uno de los teatros de ópera más importantes y exquisitos del planeta, el Teatro Colón cuenta con una rica y prestigiosa historia como espacio escénico de primer orden. El teatro de la ópera fue inaugurado en 1908 y es único por su impresionante arquitectura y su incomparable acústica.

El Teatro Colón ha acogido a una gran selección de artistas clásicos internacionales como Plácido Domingo, José Carreras y Luciano Pavarotti. El teatro sigue en pleno funcionamiento y los visitantes pueden reservar asientos en la taquilla del Teatro Colón, ya sea en persona o por Internet. Además, los visitantes pueden realizar visitas guiadas al edificio para conocer más a fondo su importancia cultural y su fascinante historia.Puerto Madero

Producto de los recientes desarrollos de la ciudad, Puerto Madero es un barrio ribereño alejado del caos y el bullicio de Buenos Aires. El antiguo muelle se ha convertido en una zona abierta y amplia que cuenta con extensos paseos, restaurantes y bares de alto nivel, así como una serie de modernos monumentos.

La joya de la corona de Puerto Madero es el Puente de la Mujer, una proeza de la arquitectura contemporánea en forma de puente dramáticamente reclinado. Desde el puente, los viajeros pueden apreciar las impresionantes vistas de Puerto Madero y el impresionante horizonte de Buenos Aires.

Al otro lado del barrio existen 865 acres de reserva natural de gran diversidad biológica. Este amplio espacio verde es un destino popular para aquellos que buscan un poco de paz y tranquilidad o para tomar el sol en los meses de verano.

ÂżY tĂş que opinas?

Nombre:

Noticias relacionadas