barra head

La heredera de Disney sale del armario como mujer trans

HA CRITICADO LA LEY "DON'T SAY GAY" DE FLORIDA

El heredero de Disney sale del armario como trans y reprende con dureza la odiosa ley

Una heredera de la fortuna de Disney, Charlee Corra Disney, se ha declarado públicamente como trans y ha criticado la ley de Florida "No digas gay".

Cuando el proyecto de ley "Don't Say Gay" -que prohíbe la discusión de temas LGBT+ en las escuelas- fue aprobado por la legislatura de Florida, la compañía Walt Disney se enfrentó a una gran reacción por su falta de respuesta al odioso proyecto de ley y sus donaciones a los políticos que lo impulsaban.

La organización benéfica de derechos LGBT+ Human Rights Campaign (HRC) rechazó una donación de 5 millones de dólares de Disney, exigiendo una "acción significativa". Tras las huelgas masivas del personal de Disney y las críticas internacionales, la empresa se ha "comprometido" a derogar la legislación después de que el gobernador Ron DeSantis la promulgara el mes pasado.

Pero en la gala anual del HRC celebrada en marzo en Los Ángeles, una cara desconocida se unió al debate.

Charlee es hija de Roy P Disney, sobrino nieto de Walt Disney, y de su esposa Sheri. Subieron al escenario para anunciar que su familia igualaría hasta 500.000 dólares en donaciones al HRC.

El heredero de Disney sale del armario como trans y reprende con dureza la odiosa ley

Roy declaró al Washington Times: "Mi mujer, Sheri, y yo somos miembros de HRC desde hace más de 20 años.

"La igualdad nos importa mucho, especialmente porque nuestra hija, Charlee, es transgénero y un miembro orgulloso de la comunidad LGBTQ+.

"Se nos rompió el corazón cuando Ron DeSantis firmó la ley 'No digas gay o trans' en Florida. La lucha no ha terminado, y estamos decididos a hacer todo lo posible para evitar que esto ocurra en otros lugares."

En declaraciones al LA Times, Charlee, una profesora de biología y ciencias ambientales de 30 años que utiliza los pronombres ellos/ellas, dijo que había salido del armario ante su familia y amigos hace cuatro años, pero que decidió salir públicamente ante la legislación anti-LGBT+ en Estados Unidos.

Dijeron: "Siento que no hago mucho para ayudar. No llamo a los senadores ni actúo. Siento que podría hacer más".

Charlee reflexionó sobre su propia educación, que, en su opinión, pone de manifiesto el devastador impacto que tendrá "Don't Say Gay".

"Tenía muy pocos modelos de conducta abiertamente homosexuales", dijeron.

"Y ciertamente no tenía ningún modelo de rol trans o no binario. No me veía reflejada en nadie, y eso me hacía sentir que había algo malo en mí".

Hicieron referencia a los altos índices de enfermedades mentales y de suicidio entre los jóvenes LGBT+, y añadieron: "¿Y luego poner encima algo como esta ley? ¿No pueden aprender sobre su comunidad y su historia en la escuela, o hacer deporte o usar el baño que quieran?"

1 Comentarios

Antonio Yduñate

April 14, 2022, 1:19 p.m.

Triste que en pleno 2022 haya autoridades en contra de la comunidad LGTB+. Pero siempre ante esos hechos la vida nos regala perosnas como Charle que no tienen miedo a ser quien son.

¿Y tú que opinas?

Nombre:

Categorías:

Noticias relacionadas